Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Xavier García Albiol (PP) en el pleno de investidura de Badalona / EUROPA PRESS

Albiol descubre un agujero de 28 millones en facturas pendientes de Guanyem y el PSC

Los anteriores equipos municipales dejaron más de 9.000 pagos sin tramitar en Badalona

3 min

Xavier García Albiol recuperó la alcaldía de Badalona tras una moción de investidura donde Guanyem y el PSC se tiraron los trastos a la cabeza. Sin embargo, el flamante alcalde ha revelado que, pese a sus desavenencias, ambas formaciones comparten un agujero contable en el consistorio de 28 millones de euros en facturas sin tramitar.

Así lo ha detallado en rueda de prensa durante la presentación de las cuentas municipales. El popular ha culpado de "falta de capacidad de gestión y liderazgo político" a Dolors Sabater, de Guanyem Badalona en Comú, y al socialista Álex Pastor, que lo precedieron en el cargo.

"Un cajón de facturas sin tramitar"

"Hay facturas sin contabilizar por valor de 28 millones. Es un cajón sin tramitar y en el que teóricamente no constan", ha destacado Albiol, quien lo ha considerado "un hecho muy grave". El 97% de estas facturas pertenecen a los ejercicios del 2018, 2019 y 2020.

De acuerdo con el alcalde, este hallazgo explica "la situación de parálisis y mal gobierno que ha tenido este ayuntamiento durante los últimos años", en especial en 2019, cuando tuvo "el presupuesto de la historia del consistorio que menos se ha ejecutado".

Mala gestión

"Esto pone en evidencia por qué Badalona ha llegado al grado de deterioro desde el punto de vista de servicios públicos", ha señalado Albiol para agregar que, al ejecutar "sólo el 63% del presupuesto", hay muchas áreas que han dejado de atenderse.

En cuanto a la liquidez del presupuesto de 2019, hay un remanente de tesorería de 92 millones, una cifra que según el alcalde "no se adecúa a la realidad" al no incluir las facturas pendientes sin contablizar. Asimismo, el equipo popular ha detectado un superávit de 45 millones, lo que confirma que no existe un "problema de liquidez" en las arcas públicas.

Un ayuntamiento moroso

Por otro lado, ha indicado que desde 2015 el período de pago a los proveedores ha pasado de 35 a 180 días, lo que sitúa a Badalona como "el ayuntamiento que más tarda en pagar de Cataluña".

En este sentido, el consistorio tiene también pendientes de licitación más de 25 contratos importantes como el de limpieza de los edificios municipales, la conservación y reparación de las instalaciones de iluminado público y el mantenimiento de semáforos, zonas verdes y aparatos de aire acondicionado, entre otros.