Menú Buscar
Pau Molins en una imagen de archivo / EFE

El abogado Pau Molins asegura que Puigdemont mantiene a Junqueras preso

Molins, abogado de Santi Vila y socio del letrado Jordi Pina, que defiende a Sànchez, Turull y Rull reclama un nuevo Govern para que todos salgan de prisión, como Oriol Junqueras

3 min

Las intenciones y los deseos de Carles Puigdemont perjudican a los dirigentes independentistas que permanecen presos. Lo constata con contundencia el abogado Pau Molins, que lleva la defensa del exconsejero Santi Vila en la causa del 1de octubre, y que es socio de Jordi Pina, el letrado de Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull. Con un nuevo Govern todos ellos ya estarían fuera, incluido Oriol Junqueras, según Molins, que ha asegurado, en una entrevista en Antena 3 que es “un grave error” que el independentismo insista en la investidura de Puigdemont.

Esa es una interpretación que los propios encarcelados han hecho suya, con cartas en las que han pedido que se forme un Govern cuanto antes. También los familiares, como la mujer de Oriol Junqueras, Neus Bramona, han reclamado que se acceda a la votación de un nuevo presidente sin causas judiciales.

La insistencia de Puigdemont

Molins insiste en esa cuestión, al recordar que los encarcelados acabarán siendo inhabilitados, aunque pueda transcurrir, tras los recursos pertinentes, unas cuatro semanas. Eso llegará cuando el auto de procesamiento sea firme.

Y en esa situación estará Carles Puigdemont. Por ello, “sería un error nombrar como candidato a la investidura a alguien que está inmerso en una causa judicial”, teniendo en cuenta que quedará apartado del cargo público. Pero la insistencia de Junts per Catalunya en la investidura de Puigdemont “está perjudicando” los dirigentes que están en prisión”.

Aprender de los errores

Dicho de otro, a juicio de Molins, “si ahora o dentro de poco tuviéramos un Govern, los presos posiblemente estarían en libertad”. Molins no se ha quedado ahí, y ha analizado la situación política, al considerar que “el independentismo debe aprender de sus errores, y es que nos iba a llevar a grandes cotas de progreso y nos a retrotraído al preautonomismo”.

A pesar de ello, el abogado entiende que el juez Pablo Llarena se ha excedido con el delito de rebelión, y que los jueces alemanes acabarán extraditando a Puigdemont, pero con ese delito limitado. Lo ideal, a juicio de Molins, es que el delito se retirara también para los dirigentes que siguen presos en España. Y, en todo caso, Molins defiende la interpretación de Llarena, de que la falta de un Govern, con nuevas orientaciones políticas, es lo que impide que los políticos presos no salgan ya en libertad.