Menú Buscar
El economista Juan Torres, autor de 'La Renta básica'

Juan Torres: "Ahora no es el momento de cambiar de Gobierno"

El economista defiende que Holanda "es el mamporrero de la evasión fiscal" y que la solución para España y toda Europa debe pasar por la compra masiva de deuda por parte del BCE

10 min

Juan Torres (Granada, 1954) va al grano. Tiene claros sus planteamientos y no desea entrar en polémicas que no puede entender, como la presión de la oposición para que el presidente Pedro Sánchez olvide su Gobierno de coalición para poder llegar a amplios acuerdos con el PP. Es economista, catedrático en el departamento de Análisis Económico y Economía Política en la Universidad de Sevilla, y autor de una extensa obra. Colaboró de forma ocasional en el programa económico de Podemos, preocupado y ocupado en cuestiones como la renta básica, pero mantiene su independencia de criterio, con una defensa de postulados progresistas y centrado en algo para él determinante: la lucha contra el fraude fiscal. Entre sus últimos trabajos destaca El capitalismo en crisis. Del crac de 1929 a la actualidad; y Economía para no dejarse engañar por los economistas y La Renta Básica: ¿Qué es, cuántos tipos hay, cómo se financia y qué efectos tiene? En esta entrevista con Crónica Global señala que “Ahora no es el momento de cambiar de Gobierno”, tras la actitud del líder del PP, Pablo Casado y de Vox, y señala a Holanda como “manporrero de la evasión fiscal” en Europa. 

--Pregunta: Los economistas no acaban de ponerse de acuerdo sobre las dimensiones de la posible crisis económica una vez se controle la pandemia del coronavirus. ¿Depende de lo que sea haga a partir de ahora? Y a su juicio ¿qué se debería hacer?

--Respuesta: Creo que sí hay bastante acuerdo sobre la gran magnitud que va a tener esta crisis. Naturalmente dependerá del tiempo que se tarde en frenar la propagación del virus y del que dure la inactividad, de las medidas de garantía de ingreso que se tomen para empresas y personas y del plan de estímulo que se lleve a cabo cuando se vaya saliendo de la actividad.                                

--¿La Unión Europea puede llegar a algún punto intermedio que satisfaga a los países con más problemas y al norte de Europa?

--El papel de la Unión Europea es muy decepcionante. No se actúa con unidad y se está tardando en tomar medidas que son urgentes. Supongo que llegarán a algún tipo de acuerdo, pero, de momento, no se avanza hacia lo que es imprescindible, que el BCE financie sin coste la deuda que va a suponer a los gobiernos el garantizar el ingreso que pierdan empresas y personas.

--¿Puede ser el Mede el instrumento posible, sin no conlleva condicionalidad?

--Habrá que saltarse a la torera sus propias normas, que es lo que suele hacer la UE para no enfrentarse a la realidad. Yo creo que este mecanismo es inadecuado. Está pensado para actuar cuando el desequilibrio se ha producido, lo que quiere decir que se está dispuesto a dejar caer, sobre todo, a Italia y España. Y no creo que Holanda y Alemania dejen de aprovechar la oportunidad para establecer las condiciones que les convienen para seguir conquistando mercados.

Captura de pantalla 2019 10 19 a las 0.19.16
El economista Juan Torres

--Una de las posibilidades de esta crisis es que se camine hacia una mayor solidaridad. ¿Confía en ello o hay que pensar en que pasará algo similar a lo que sucedió con la crisis de 2008, cuando Sarkozy hablaba de una reforma del capitalismo?

--Pasará que se hablará de ello y tampoco ahora serán capaces de hacer lo que dicen. No confío en unos dirigentes que están demostrando ser tan irresponsables como incompetentes y alejados de las preferencias ciudadanas. Su falta de empatía, su desapego a las personas que sufren y mueren hablan por sí solos.

--Si seguimos con los posibles instrumentos, ¿Puede el BCE ser la gran herramienta, como decía antes, comprando deuda que después se acabe condonando? ¿Sería esa la mejor respuesta?

--No hay otra posibilidad de salir indemnes de esta crisis que hacer que el BCE cree el dinero necesario para sufragar el gasto de los efectos de todo tipo de la pandemia.

--¿Pero, se pueden entender los recelos de Holanda o Alemania con los eurobonos?

--Se puede entender porque son dos países que se aprovechan de la UE en su propio beneficio. Holanda es el mamporrero de la evasión fiscal, el primer oferente mundial de servicios para que se lleve a cabo. Alemania no ha aprendido de su historia y se empeña en imponer una lógica supremacista al resto de Europa.

--¿Hay una crítica razonada que se pueda asumir sobre el déficit excesivo de España, que cierra 2019 con el 2,7% de déficit, a pesar de llevar varios años de crecimiento?

--La crítica no hay que hacerla al déficit por el simple hecho de que se produzca sino a las circunstancias que lo provoca. Es criticable que los españoles no hayamos sido capaces de luchar contra la evasión fiscal de grandes empresas y patrimonios, contra la economía sumergida y contra los gastos inútiles que realiza la administración impulsada por quienes se benefician de la corrupción, los constructores y los bancos. Creo que se han debido hacer gastos para recuperar algo del bienestar perdido en años anteriores. Y no se debe olvidar que hemos de pagar una suma enorme en concepto de intereses a los bancos, algo que no debería suceder si no se hubiera establecido la norma de que el Banco Central Europeo no financie a los gobiernos.

--En España, ¿Considera que están fundamentadas las críticas que señalan que el Gobierno puede aprovechar la crisis para una mayor intervención de la economía, con planes de nacionalización por la influencia de Unidas Podemos?

--Esa crítica es malintencionada. Los gobiernos conservadores de Alemania y Francia han anunciado que están dispuestos a hacer nacionalizaciones si hacen falta para salvar a las empresas y a las economías. ¿Por qué allí se ve eso como algo natural y justificado y aquí se usa para criticar a Podemos? Deberíamos ser más inteligentes y distinguir el grano de la crítica constructiva de la paja que es el intento constante de derribar a un gobierno legítimo.

--¿Se está aprovechando la crisis para sacar adelante determinados programas políticos?

--Los partidos tienen la obligación de utilizar cualquier circunstancia para sacar adelante sus programas políticos. Eso no sólo no lo veo mal sino necesario. Otra cosa es que el fin no justifica los medios.

--En ese contexto, ¿Cree que puede el Gobierno actual de coalición sacar esto adelante, o será necesario algo similar a lo que nombró el presidente Sánchez, la recuperación de los Pactos de la Moncloa?

--Los gobiernos se eligen en las urnas y en los parlamentos. Tratan de sacar adelante sus proyectos. Si no lo consiguen pueden caer por censura, o dimisiones. Creo que nuestra Constitución tiene mecanismos para eso. Lo que no se entiende es que quienes más tiempo y ardor dedican a proclamarse constitucionalistas sean los que recurren a vías que la sortean para acabar con el gobierno que no le gusta. 

--¿Entiende que sería el momento para un Gobierno de concentración nacional entre los principales partidos políticos de ámbito nacional?

--Ahora no creo que sea el momento de cambiar de gobierno. Pero sí he defendido y defiendo que debería haberse creado una mesa o algo similar para que hubiera un contacto y una participación de todos los partidos sin excepción en la gestión de la crisis, salvando que, lógicamente, la última responsabilidad corresponde al gobierno.

--¿Cree, realmente, que cambiará el modelo productivo español, o determinados hábitos sociales después de la pandemia y de la crisis posterior?

--Sería lo deseable.