Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Casa Malagrida es una joya del modernismo catalán.

Los Cerqueda venden un piso en el Paseo de Gràcia por 14 millones

Redacción
3 min

Uno de los tres hermanos Cerqueda Donadeu, accionistas de referencia del banco andorrano Andbank, ha puesto a la venta un impresionante piso de 1.000 metros cuadrados en paseo de Gracia. Se encuentra en el inmueble conocido como Palacio Malagrida, situado entre las calles de Consejo de Ciento y Diputación de Barcelona.

El bloque está a cincuenta metros del llamado "Quadrat d'Or", también conocido como "la manzana de la discordia". Se trata de la hectárea dorada del modernismo burgués de comienzos del siglo XX, que se extiende entre Consejo de Ciento y Aragón. En cien metros alberga seis casas: Lleó Morera, en cuyos bajos explota una tienda la marca Loewe. El edificio contiguo es propiedad de la familia Salisachs y el siguiente, la Casa Josfina Bonet.

Capitalistas

Entre este recinto y la calle Aragón figuran dos mansiones estelares: la casa Amatller, de Josep Puig i Cadafalch, y la muy rentable Casa Batlló del genial Antoni Gaudí. Esta última pertenece a la familia Bernat, expropietaria de Chupa Chups. Por último, figura el edificio esquinero, tocando a Aragón. Lo promovió un grupo inversor de Barcelona, para venderlo entre potentados internacionales.

El pisazo de los Cerqueda incluye la planta principal, que dispone de acceso independiente por una soberbia escalera de mármol. La vivienda ocupa 700 metros cuadrados. Los 300 metros restantes corresponden a la terraza que da al interior de la manzana, provista de una fuente central jalonada por un umbráculo y un auténtico vergel de especies selectas.

El caserón es una joya del modernismo catalán. Fue construido en 1905 por el arquitecto Joaquim Codina por encargo de la familia Malagrida, uno de los apellidos que dieron lustre a la industria textil catalana en el curso del siglo XX.

13,8 millones de euros

La vivienda abarca ocho habitaciones, cuatro dormitorios con 'suite', despacho-biblioteca, cocina completamente equipada y unos amplios y elegantes salones revestidos de mármol y maderas nobles, con dos espectaculares tribunas sobre el opulento paseo de Gracia.

Las estancias, restauradas con primor, incorporan espléndidos acabados modernistas en techos, suelos y vidrieras emplomadas. Los ocupantes del piso disponen de cuatro plazas de aparcamiento. La entrada se encuentra en la misma manzana, en Rambla de Cataluña esquina Consejo de Ciento.

El precio del conjunto es de los que baten récords: 13,8 millones de euros. La propiedad, eso sí, está abierta a negociarlos.