Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Guardia Civil a las puertas de la finca del padre de las niñas desaparecidas /EFE

Nuevas pistas en el caso de las niñas desaparecidas en Tenerife

La madre alerta en una carta pública de que las pequeñas pueden tener un aspecto distinto

4 min

Beatriz Zimmermann, la madre de las dos niñas desaparecidas en Tenerife, ha pedido un regalo para su 37 cumpleaños que es este viernes: que se difundan los vídeos y fotos de las pequeñas para poder dar con ellas.

"No se pueden imaginar lo que siento cada día que pasa, la incertidumbre de no saber cómo están, la incertidumbre de saber si están bien, la rabia de que ellas tengan que sufrir esta locura cuando son dos angelitos", afirma en una carta publicada en sus redes sociales.

Mensaje de alerta

La progenitora apunta que una enfermedad terminal o un accidente debe ser terrible e incluso insuperable en muchos casos, pero "una desaparición, con la incertidumbre de saber cómo están, de saber qué piensan, de saber que están queriendo llamarme, de robar ese derecho de protección de una madre. Si puede estar en nuestras manos, que tenga un final feliz".

La misiva, al igual que las imágenes de las pequeñas se han vuelto virales con una advertencia: "Actualizamos las fotos de las niñas porque pueden estar cambiadas, seguramente teñidas de oscuro, ya que su pelo rubio llama mucho la atención. También hay que tener en cuenta que podrían llevar mascarilla".

Principal sospechoso

Anna y Olivia, de uno y seis años respectivamente, desaparecieron el pasado 27 de abril. Su padre las fue a buscar a casa de Zimmermann a las 17 horas y debía regresar con ellas a las 21h. No sucedió. Es más antes de irse con las pequeñas le dijo a la madre: "No volverás a ver a las niñas y a mí tampoco. Yo me encargaré de que las niñas estén bien cuidadas".

Desde ese día, el dispositivo de búsqueda no ha cesado. Se ha rastreado la isla desde tierra, mar y aire. La Guardia Civil ha registrado en diversas ocasiones la casa del progenitor, Tomás Gimeno. Ha rastreado también el fondo del mar con una sonda ya que unos marineros escucharon por radio la voz de un bebé.

Pistas sobre el padre

Este viernes, se ha conocido que una patrulla de la Guardia Civil había parado al principal sospecho la misma noche de los hechos por saltarse el toque de queda, por lo que recibió una sanción. Un nuevo dato que se suma a las grabaciones de las cámaras de seguridad del puerto, que captaron como entró y salió en diversas ocasiones y cargó su embarcación.

Los investigadores también conocieron que pasó por casa de sus padres a dejar a su perro antes de desaparecer. Asimismo, les envió un inquietante mensaje:  "Voy a estar bien, voy a estar donde siempre he querido".