Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Veneno y su madre en televisión / MEDIASET

Carpetazo judicial al caso de la muerte de la Veneno

La familia de la estrella televisiva presentó un informe con diversas imágenes para acreditar que fue una muerte violenta

4 min

La muerte de la Veneno es un caso cerrado. Así lo ha decidido la Fiscalía que ha dado un nuevo carpetazo al caso al negarse a reabrir un nuevo proceso judicial.

De poco ha servido el resurgir de la figura de Cristina Ortiz por la serie dirigida por los Javis o los distintos reportajes televisivos sobre ella. Pese a que se han aportado nuevas pruebas sobre el extraño golpe que recibió la finada en noviembre de 2016 y que acabó con su vida, no ha sido suficiente para volver a investigar lo sucedido.

Controversia

Su propia familia descartó la muerte accidental desde el primer momento y, durante los últimos años han luchado para reabrir el caso. Familiares y amigos están convencidos de que la celebrity habría sufrido una muerte violenta a manos de su expareja tras uno de los habituales desencuentros entre ambos.

Su adicción a las drogas, su relación con un hombre de dudosa reputación --que supuestamente le agredió en más de una ocasión-- y su ruina económica rápidamente desataron especulaciones sobre la causa real del fallecimiento de la estrella del programa de Pepe Navarro, Esta noche cruzamos el Mississipi.

Respuesta de Fiscalía

La Fiscalía Provincial de Madrid, por su parte, no ve ninguna razón para volver a investigar el terrible suceso. Alega que tanto el informe de la autopsia como la investigación policial "ya descartaron la existencia de un presunto delito de homicidio".

El Ministerio Público se remite al informe médico donde se recoge que la muerte "aconteció por un fracaso visceral multiorgánico con septicemia y hemorragia menigo-encefálica". Asimismo, sostiene que el cuerpo de la víctima no presentaba "ninguna lesión de lucha o defensa que pudieran hacer pensar en una etiología violenta".

Informe de la familia

La familia de la Veneno encargó un informe para esclarecer las causas del fallecimiento y lo presentó a la Justicia. El documento concluye que se trata de una defunción "de origen violento y lesivo-homicida".

Fiscalía no ve en el documento razón alguna para reabrir el caso. Señala que se basa en el análisis de unas fotos "tomadas sin consentimiento en el hospital" y que muestran que el cadáver tenía unas lesiones que acreditarían la existencia de una muerte violenta que debería investigarse. Unas lesiones "que no son expuestas por el médico forense en su informe de autopsia", defiende el organismo público.

Carpetazo

La Audiencia Provincial de Madrid ya se pronunció en su día sobre las citadas pruebas que no aparecen unidas al procedimiento.  Concluye que, "aparte de ser fotos obtenidas de forma irregular y sin la autorización de los responsables del hospital", lo cierto es que la hipótesis de la muerte violenta se basaba "esencialmente" en una reinterpretación de datos ya existentes sobre un suceso acaecido hace más de cuatro años.

La sentencia, por el momento definitiva, dictamina que ese informe son "meras conjeturas" que carecen de "soporte probatorio", por lo que no procede la reapertura del caso ni a la catalogación como muerte violenta del fallecimiento de Cristina Ortiz. Un duro golpe para su familia y amigos.