Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Bertín Osborne y Bárbara Rey / MEDIASET

[VÍDEO] Bárbara Rey recuerda el infierno vivido con Ángel Cristo

La vedette y su hija Sofía revelan la mala vida y la angustia que vivieron con el domador de animales

3 min

Bárbara Rey está dispuesta a hablar de todo y no callar más después de contagiarse de Covid. Discreta sobre su supuesta relación con Juan Carlos I asegura que si la llaman a comparecer en el Senado ella va. Por el momento, ha acudido al programa de Bertín Osborne y ha recordado otras aventuras amorosas, entre ellas las que vició con su exesposo Ángel Cristo.

Su divorcio fue muy sonado. La vedette salió eyectada de un matrimonio que si bien causó sensación en su día está lleno de oscuridad. El maltrato y las drogas eran la tónica habitual y esa toxicidad llegó a afectar a su hija, Sofía Cristo.

Miedo

La actriz lo deja caer claramente con una pregunta retórica que habla por sí sola: "¿Sabes lo que aguanté yo a mi marido? Otra entra al circo y se sale". Pero no se queda allí, sino que habla claramente de la razón de su divorcio: “malos tratos. Malos tratos desde el principio. Físicos y piscológicos. Eso mata todo".        

La versión la corrobora su propia hija que relata cuán angustiante fue para ella vivir esa violencia en casa. Pensaba “¿pasará algo algún día? ¿Va a hacer algo a mi madre? ¿La va a matar?”. Por eso recuerda: “yo protegía a mi madre”.

Divorcio conflictivo

Por si fuera poco, la separación no fue fácil. “Mi padre nos ha dejado con una mano delante y otra detrás. Es lo que te digo, Yo le he perdonado, pero mi padre nos ha puteado un montón”, confiesa Sofía a Eugenia Osborne en un momento del programa. Asegura que se acuerda, sí, "porque fuimos a declarar. Yo era muy pequeñita y decirle a la jueza que quería ir a vivir con mi madre", detalla. De hecho detalla que, ella "le he plantado cara muchas veces cara a mi padre por su relación con mi madre", aún así es la que mejor tenía con él.

Bárbara asegura que fue por las drogas. Él siempre tomó y les decía a sus hijos que eso era "la medicina de papá" y que no se chuparan los dedos si la tocaban. Eso también hizo que se acercase Sofía a las drogas. "Él le daba droga a su hija porque decía que era mejor que la que ella podría encontrar en la calle", confiesa la actriz.