Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La actriz Bárbara Rey / MEDIASET

Bárbara Rey habla de Rocío Carrasco y recuerda el maltrato que sufrió

La actriz ve ciertos parecidos en el relato de la expareja de Antonio David y lo vivido por ella con Ángel Cristo

3 min

Barbara Rey vuelve a la televisión. Hace unas semanas se confirmó que será una de las concursantes de la nueva edición de El desafío y ahora, se ha posicionado sobre un nuevo fenómeno mediático, el documental de Rocío Carrasco.

Preguntada por la situación de la expareja de Antonio David y el relato de maltratos que narra, la actriz señala que apenas ha visto el programa, pero tiene clara una cosa: siempre va a defender a las víctimas del maltrato, porque ella ha estado allí.

Parecidos y diferencias

“No sé si será verdad, pero hay determinadas cosas que marcan unas pautas que son siempre muy parecidas o iguales”, señala acerca del relato de Rocío. En este sentido, y respecto a si se siente identificada señala que “hay algunas cosillas que sí”, aunque “cada una tiene sus vivencias y su vida”.

Pese a todo, la ex de Ángel Cristo matiza que en ciertas cosas no se ve reflejada. “Yo por mis hijos habría ido al fin del mundo, pasara lo que pasara, pero en otro sentido sí, cualquier persona si supuestamente ha recibido ese maltrato, la apoyo totalmente”. Un apoyo que, en su caso, nunca tuvo, apunta.

Trato judicial

Como le sucedió a Rocío, Bárbara tampoco se sintió acompañada por parte de la justicia. “La jueza no quiso saber nada, ni si quiera tomó declaración a los testigos, yo tengo muchos testigos, pero testigos presenciales, no que les ha contado o les han dicho, los primeros mis hijos”, subraya. Además, “siempre había muchas dudas, parecía que yo no era el prototipo”, lamenta.

Tampoco Rey se quiere erigir en representante de nada, más allá de la violencia que sufrió. “Nos ha pasado a muchas mujeres”, remarca. Señala que en quien se tiene que poner el foco es en la persona que inflige ese daño.

Desprotección

“El maltratador te acosa de una forma y te hace perder la autoestima de tal manera que sientes que no vales para nada”. Y en su caso, asevera que fue “muy grave” lo que sufrió.

“Había dejado toda mi profesión y me había metido en un mundo que no me pertenecía, que no era el mío, había tratado de adaptarme lo mejor posible y sinceramente lo conseguí, pero claro, no tenía nadie en mi entorno, era otro mundo, ahí me sentí siempre muy desprotegida”, recuerda.