Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Carrasco / MEDIASET

Rocío Carrasco recibe un nuevo golpe de la justicia

Los juzgados de Alcobendas vuelven a ir en contra de Rociito en el caso del impago la pensión de David Flores

2 min

Rocío Carrasco pasa por un buen momento profesional, pero las últimas noticias la ponen en una mala situación. Por un lado, Telecinco le ha ofrecido a Olga Moreno la posibilidad de responder a las acusaciones que vertió sobre ella y la llamó mentirosa así como le cuestionó su papel de madre. A esto, se le añade un nuevo varapalo de la justicia.

Los juzgados de Alcobendas (Madrid) que llevan el caso del supuesto impago de la pensión de su hijo David Flores al padre del menor desde 2018 se ha pronunciado sobre la demanda presentada por Antonio David. Y no ha sido a favor de Rociito.

Criminalidad

La periodista Marta Riesco asegura que ya existe un auto “que determina que se han encontrado indicios racionales de criminalidad en la conducta de Rocío Carrasco”. Un hecho que lleva implícito que abra un “juicio oral contra ella”.

Esta decisión implica que la colaboradora de Sálvame deberá volver a pasar por los tribunales para responder por las razones por las que no ha procedido al pago. Pese a todo, en televisión ya aclaró que se debe a que Flores le debe un dinero superior y que espera que se le reste de lo que ella debe.

Más varapalos

Anteriormente, Rociito trató de detener la causa presentando dos alegaciones. Una de ellas era “indefensión” frente a las acusaciones de su marido que, si bien se le investiga por el presunto impago de otras pensiones previas, reclama 200 mensuales desde 2018 para la manutención de su hijo, que vive con él desde entonces. Por otro lado, solicitaba la nulidad del caso porque la denuncia fue presentada por el padre del entonces menor y no por el mismo David.

Ninguno de estos recursos fue aceptado. La fiscalía considera que no son procedentes y ha seguido con el caso. Es más, como ya se conoció en su día, la jueza ha aceptado incorporar al caso la demanda de David Flores como “perjudicado”.