Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Isabel Pantoja se cubre la cara ante la presencia de las cámaras / EP

Isabel Pantoja se aísla de nuevo: rechaza abrir las puertas de Cantora a unos amigos

Las deudas, la amenaza de embargo, la relación inexistente con Kiko Rivera y las últimas entrevistas de su hija Isa han dañado el ánimo de la tonadillera

3 min

Isabel Pantoja podría estar viviendo sus últimos días en Cantora, finca en la que se mantiene recluida y al margen de los problemas que se le acumulan. La relación con su hijo Kiko Rivera está completamente rota, y puede haber cortado toda comunicación con su hija Isa Pantoja dado que la joven no consigue hablar con ella desde hace 15 días.

Por si fuera poco, la tonadillera está totalmente ahogada por las deudas económicas, y podría ver cómo le embargan la famosa finca si no paga sus cargas hipotecarias antes del próximo día 11 de marzo. Y, mientras la pasada semana volvía a abrir las puertas de Cantora tanto para recibir visitas como para darse una vuelta por Jerez, parece ser que Isabel Pantoja se ha vuelto a aislar por completo.

Rechaza a sus propios amigos

Isabel Pantoja pasa por el momento más complicado de su vida, y la cosa podría empeorar. Actualmente se ha vuelto a encerrar en Cantora sin más compañía que la de su hermano Agustín y la de su madre, doña Ana. Pese al movimiento que hubo en la puerta de la finca la semana pasada, la tonadillera habría tenido un nuevo bajón anímico.

Muestra de ello es que no quiere ver a nadie. Además de no hablarse con sus hijos, la artista ha rechazado la visita de una pareja de amigos. Estos individuos se han dejado ver en más de una ocasión con ella, y en su casa, pero esta mañana no han podido pasar de la famosa puerta de Cantora. Isabel Pantoja ha rechazado abrirles la verja pese a su insistencia, por lo que han decidido dar media vuelta.

¿Últimos días en Cantora?

La artista está bastante preocupada por sus acuciantes deudas, y cansada de las constantes declaraciones de su hijo. Además, Isa Pantoja concedió exclusivas a revistas en las que habló de ella, al igual que a su paso por Sálvame Deluxe. Hubo cosas de las que dijo que gustaron a Isabel Pantoja, pero hubo otras que no le sentaron nada bien, y ya sabemos cómo actúa ante estas últimas.

Por eso, no resulta extraño que se haya vuelto a encerrar en su fortín, aunque bien podría estar haciendo cajas para la mudanza. Y es que, junto a la alerta por un posible embargo, también se ha sabido que la tonadillera ha ordenado a sus abogados que comiencen a negociar con el letrado de Francisco y Cayetano Rivera la entrega de los enseres de Paquirri, dispuesta a evitar pasar por los tribunales.