Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante andaluza de copla y rancheras, Isabel Pantoja / EP

El primer novio de Isabel Pantoja habla sobre doña Ana: "Le gustaba el dinero"

El especial de 'Socialité' de María Patiño engordó la lista de enemigos y detractores de la tonadillera con la intervención de Francisco Cotes

5 min

María Patiño se puso al frente de un especial de Socialité en el que no dejaron de aparecer testimonios de personas que han pasado por la vida de la Isabel Pantoja y no se han llevado una buena impresión de la tonadillera, lo que engordó la lista de enemigos y detractores de la cantante.

Uno de ellos fue la versión de una de las integrantes del Club de Fans de Isabel Pantoja dirigido por Celeste, quien acusó a la tonadillera de quedarse el dinero de sus fans. Y otra que no dejó indiferente a nadie fue la de Francisco Cotes, el primer novio que tuvo Isabel cuando la cantante apenas tenía 14 años. Un testimonio que centró sus reproches en doña Ana, la queridísima abuela de Kiko Rivera.

 Isabel pidió dinero y luego "lo donó"

Una de las invitadas de Maria Patiño fue una fan de la tonadillera que confesó haber aportado una gran cantidad de dinero a diversas causas de Isabel Pantoja que finalmente no se han llevado a cabo. "Se ha portado muy mal conmigo. Se pidieron 18.000 euros para una bata de cola, y yo aporté 1.400 euros. Dije que me devolvieran el dinero porque finalmente no se hizo, pero Celeste me dijo que Isabel lo había donado. Yo no sé dónde ha ido a parar ese dinero, pero me echó del club", explica la fan, corroborando más de una versión que acusaba a la cantante de vivir del dinero y el trabajo de sus seguidores.

Pero las declaraciones más esperadas del especial de Socialité eran las de Francisco Cotes, el primer novio de Isabel Pantoja. Empezó su intervención al afirmar que su relación estuvo completamente supervisada por doña Ana, la madre de la cantante, quien consideraba que Francisco no era el tipo de hombre que quería para su hija.

"La verdad es que le gustaba el dinero"

"Ella me lo dijo una vez que éramos muy jóvenes. Además yo todavía tenía que hacer el servicio militar, que me fui voluntario para ver si aligeraba el tiempo, pero pensaba que era poca cosa para su hija". En todo momento muy respetuoso con la madre de la tonadillera, Francisco explica qué veía él en doña Ana: "Ella, bajo mi punto de vista, pretendía que su hija fuera cada vez a más, sí. La verdad es que le gustaba el dinero".

Unas declaraciones que se unen a las que lanzó Sylvia Pantoja, la prima de la cantante, en el tercer especial de Cantora: la herencia envenendada y que no gustaron nada a Kiko Rivera. Sylvia acusó a doña Ana de ser la que movió los hilos en la vida de Isabel, condicionando su pensamiento y su acciones únicamente movida por el dinero que generaba con su hija. Algo que ha cabreado mucho a Kiko, igual que Anabel Pantoja, quienes ven en su yaya a una santa.

Isabel solo se habla con sus gatos

Aunque hace tiempo que Isabel permanece recluida en Cantora, donde se mantiene alejada del mundo y de su enfrentamiento con su hijo Kiko Rivera, el programa ha recogido la versión de un repartidor que asegura que Isabel está completamente rota y centrada tan solo en los gatos que hay en la finca.

Con ganas de ver a sus nietos pero sin hacer nada para estar cerca de ellos, doña Ana y Agustín se han convertido en las únicas personas con las que Isabel habla en su día a día.