Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La cantante Isabel Pantoja en una de sus salidas de Cantora / EP

Isabel Pantoja sale de Cantora por primera vez en meses

La tonadillera, ajena a todos los problemas de su familia, ha visitado un dentista y ha desayunado en una cafetería cercana a los juzgados de Jerez

3 min

Después de varios meses, en lo que se calcula que han sido más de 150 días de encierro, Isabel Pantoja ha salido por primera vez de Cantora. Un esfuerzo que ha realizado para poder acudir a un dentista y a una cafetería de Jerez, donde se la ha visto acompañada de una amiga.

Las críticas han sido la respuesta a la exclusiva, dado que hace apenas un día su hija Isa Pantoja lloraba desconsolada porque su madre no la había acompañado a probarse vestidos de novia. Y no solo eso, porque tampoco ha salido para solucionar el conflicto con su hijo, Kiko Rivera, ni para saludar a sus nietos. ¿Qué ha hecho la tonadillera en su excursión?

¿Cómo está Isabel Pantoja?

Según han contado en Sálvame diario, Isabel Pantoja ha salido de la famosa finca para acudir, ayer jueves por la tarde, al dentista. Los testimonios de la escena aseguran que la tonadillera entró a una sala privada de la clínica dental para no tener que esperar con los demás pacientes, y compró un cepillo eléctrico y pasta de dientes.

Seguramente, la viuda de Paquirri se sometió a algún tipo de limpieza higiénica o revisión, pero lo que más impactó fue el aspecto demacrado que tiene. Muy delgada, tratando de tapar su cara lo máximo posible, la sensación que transmitía era la de una persona derrumbada, alejada de esa fuerza que tanto la caracterizaba.

Criticada por su comportamiento

Isabel Pantoja no se ha separado en todo momento de su acompañante, una amiga rubia de entre 40 y 50 años con la que también se ha dejado ver en una cafetería. Por casualidad o por trabajo, la tonadillera y la amiga se han tomado un café y un bollo en un local situado justo enfrente de los juzgados de Jerez.

Por los motivos que sean, la tonadillera ha sido muy criticada porque, hasta ahora, no ha podido salir de su búnker ni para ver a sus nietos, ni para hacer las paces con su hijo, ni para estar con su hija... pero hora sí ha podido salir para desayunar en una cafetería y pasar por una revisión dental. Un comportamiento que no se entiende y que es muy difícil de defender.