Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cantante Álex Casademunt / EUROPA PRESS

Guerra abierta por la cancelación del homenaje a Álex Casademunt

Organizadores, familiares y cantantes de OT se acusan entre ellos por la responsabilidad de los hechos

4 min

La muerte de Álex Casademunt en un accidente de tráfico chocó al mundo de la música española y en especial a sus compañeros de Operación Triunfo. Todos los miembros de su edición tuvieron palabras hacia él y su familia e incluso organizaron un concierto homenaje, pero se canceló.

Todo parecía estar a punto. Sólo Juan Camus, Rosa López y David Bisbal se excusaron por no poder ir. Aun así, el reparto se completaba con gente como Merche, Marta Sánchez y Pancho Céspedes entre otros. No pudo ser.

Duro golpe

Sus responsables aseguran que se trata de que "no se han dado las circunstancias para hacerlo". ¿No se vendieron suficientes entradas? Eso lo descartan. La situación pandémica ha llevado a tener que modificar el proyecto.

"Querían hacer algo a lo grande por Álex y no algo pequeño. Al final, se ha decidido renunciar", señalan fuentes cercanas al evento. Consideran que ha sido un "gran palo" para todos. Claro que los familiares dan más detalles.

Factor económico

La pareja y familia de Casademunt, en cambio, ya prefería algo diferente, más íntimo y gratis. Hasta ahora el coste de la entrada se iba a dar a una organización benéfica. Otra cosa que no podrá ser.

Pero hay mucho más. El exrepresentante del artista, Dani Skavia, considera que los compañeros de edición tiene mucho que ver. Afirma que no todos estaban dispuestos a no cobrar sus cachés u otorgarlos. Un hecho que ha sorprendido a la familia y algunos triunfitos.

Razones ocultas

Asevera que se "Los motivos son los que hemos dicho en el comunicado. Nos mantenemos en eso porque dimos nuestra palabra de no decir los motivos reales de la cancelación". Claro que han empezado a repartir culpas. Primero, los artistas, pero también a los familiares. "Habíamos acordado con la familia con decir los motivos reales de la cancelación y nosotros como promotores vamos a cumplir con nuestra parte a pesar de que la familia esté diciendo cosas que se habían acordado no decir"

Natalia Rodríguez recuerda que "hubo una fecha, íbamos a ir casi todos. Luego se cambió y había gente que ya tenía compromisos”, sin más. Por eso asegura que le “duele mucho que alguien haya dicho que allí la gente fuera por lo que fue, para hacerse la foto, para nada. Lo que nosotros vivimos, lo sabemos nosotros; la hermandad que tenemos, solo lo sabemos nosotros".

Versión de la familia

La familia de Álex tampoco quiere entrar en trifulcas de este tipo. "Ya haremos algo en plan íntimo. El que quiera venir, que venga". Además, se desmarca de la parte organizadora. Sobre la parte de los responsables del concierto deduce "que no han hecho la publicidad suficiente y no se han vendido las entradas que pretendían”. Aun así, no dudan en reconocer que la cancelación ha sido cosa suya.

“Nos han propuesto cancelarlo y volver a poner otra fecha, pero nosotros no hemos querido. Para nosotros ya era duro, así que no queremos que lo sea aún más", dice la madre de Casademunt, Rosa. Palabras que se suman a los del hermano del homenajeado que llama a la paz: "No estamos animados y lo hemos dejado correr". La guerra, por eso, está abierta.