Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Lydia Lozano en 'Sálvame' / TELECINCO

Guerra abierta entre Lydia Lozano y Laura Fa: “Soy rubia pero no imbécil”

Ambas colaboradoras se atan esta noche el delantal para preparar ‘La última cena’

3 min

La cosa está que arde y esta noche van a saltar chispas. Lydia Lozano y Laura Fa se atan el delantal para participar en la sexta gala de La última cena. Las colaboradoras de Sálvame serán las encargadas de deleitar a los comensales de la noche con su menú.

Si bien por todos es sabido que la teoría es una cosa y la práctica otra. Aunque, lo cierto es que, Laura y Lydia son como el agua y el aceite, se repelen la una a la otra. “Me da un poco de pereza cocinar con Laura”, reconocía la mujer de Charlie.

Fa reconoce su nulidad en la cocina

Ambas periodistas mantienen una encrucijada a perpetuidad desde hace meses y nada parece indicar que esta noche vayan a limar asperezas. Estas dos mujeres se ponen bajo las órdenes de  Miguel Cobo y Begoña Rodrigo, los chefs que además de guiarles y supervisarles durante todo el proceso de elaboración, también les pondrán contra las cuerdas.

La exigencia y la expectación son máximas. Y es que Lydia Lozano repite experiencia después de demostrar sus dotes culinarias junto a Kiko Matamoros, la temporada pasada. Una aventura de la que según asegura, guarda un buen recuerdo. Mientras tanto, Fa, la indepe de Sálvame, reconoce públicamente su ineptitud en los fogones: "No sé cocinar nada. Lo odio”.

Cuchillos afilados

De hecho, la de Badalona incluso vaticina qué sucederá esta noche en el concurso de Telecinco: "Yo sé lo que va a pasar, yo no sé cocinar y voy a tener que aguantar lecciones todo el rato". Es evidente, la tensión se palpa en el ambiente y ninguna de ellas está entusiasmada con su nuevo reto, al contrario… ¡Vuelan los cuchillos!

Prueba de ello, mientras Rocío Carrasco desvelaba algunos de los detalles de su nueva docuserie, Lozano estaba todo el rato mirando el teléfono móvil. Algo que le ha servido a Fa para lanzar un nuevo órdago a su compañera: “Está todo el día en Twitter”. Sin embargo, Lydia le ha respondido diciendo que se estaba poniendo en contacto con un cocinero para que las ayudara. “Soy rubia pero no imbécil”, ha zanjado la del chuminero.