Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El abogado Emilio Rodríguez Menéndez, defensor de Antonio David Flores, detenido por la Policía federal de Argentina / EP

Así es Emilio Rodríguez Menéndez, el abogado de Antonio David Flores

El letrado más temido por todos los famosos de España será juzgado el próximo 6 de mayo, a sus 70 años, por hasta nueve delitos

7 min

Los capítulos cuatro y cinco de Rocío, contar la verdad para seguir viva han tocado el inicio del infierno judicial que vivió Rocío Carrasco. Un momento de su vida que empezó cuando su exmarido, Antonio David Flores, contrató los servicios del abogado Emilio Rodríguez Menéndez.

El letrado, conocido por sus polémicos métodos y sus incontables contactos tanto en altas esferas como en las más bajas, obtuvo mucho protagonismo en esta última emisión de la serie documental de la hija de Rocío Jurado. Pero, ¿quién es y qué ha sido de Rodríguez Menéndez en la actualidad?

Atemorizó a Rocío Jurado hasta su muerte

A lo largo de los años, se ha hablado mucho de la manera de actuar de Antonio David Flores, una persona que amenazaba con interponer demandas a todo aquél que fuera contra su persona. Pero esa táctica no era suya, si no la de su por aquél entonces abogado: Emilio Rodríguez Menéndez.

El letrado saltó a la fama al defender al excolaborador de Sálvame durante el juicio por el divorcio de Rocío Carrasco y Antonio David. De hecho, el gesto que lo hizo estar en boca de todos fue la demanda que interpuso a Rocío Jurado por 1.000 millones de pesetas, una cifra desorbitada en esa época, por unas declaraciones que hizo durante una entrevista en México, cuando creía que estaba en una pausa publicitaria y confesó los malos tratos de su exyerno hacia Rociíto.

El azote de Rocío Carrasco en su divorcio

"A Rodríguez Menéndez lo contrata y lo usa para lo que él quería: dejarme sola y aislarme", reconoció Rocío Carrasco en su docuserie. Pero esa famosa demanda no salió como esperaban, dado que la perdieron y Antonio David fue condenado a pagar los costes de la misma. Unos 600.000 euros que, a día de hoy, debe continuar pagando.

Ese final no consoló a Rociíto, tal y como ha admitido en su serie documental al ponerlo como ejemplo del terror que llegó a infundir su exmarido tanto a ella como a su familia. Especialmente a su madre, Rocío Jurado: "Mi madre se murió pensando que le iba a tener que pagar 1.000 millones de pesetas por haber defendido a su hija y haber dicho una verdad como un templo de grande".

La polémica revista de Rodríguez Menéndez

Después de este proceso, Rodríguez Menéndez protagonizó algunos momentos de la prensa del corazón al verse relacionado sentimentalmente con Nuria Bermúdez, Malena Gracia o Mila Ximénez, aunque ninguno de ellos llegó a confirmarse. Pero si algún capítulo de la prensa rosa tuvo su nombre, fue la creación de la revista semanal Dígame.

El abogado creó la publicación para "desenmascarar" a las celebridades del país, y contó con la participación de Antonio David Flores como columnista. No solo eso, si no que el ex guardia civil terminó firmando como redactor jefe durante varios años, además de convertirse en accionista del medio.

Los titulares censurables de 'Dígame'

Mediante esa publicación, Rodríguez Menéndez filtró vídeos comprometedores, algunos de ellos falsos, como el de Antonio Anglés --el supuesto asesino de las niñas de Alcàsser--. Y Antonio David aprovechó Dígame para acusar a Fidel Albiac de narcotraficante y trata de blancas, al igual que aseguraba que Rocío Carrasco llevaba a sus hijos al colegio pese a estar enfermos para poder dormir después de "una fiesta romana".

La revista fue muy polémica, con titulares dignos de denuncia que quedaron impunes, según Rociíto, por el miedo que le tenían los famosos al abogado. Algunos ejemplos son los sonados: Belén Esteban, puta, Famosos grabados en casas de putas, Los famosos pederastas de nuestro país, Ana Obregón acosa sexualmente a los dependientes, María Teresa Campos y Lydia Bosch, estafadoras inmobiliarias o Alejandro Sanz. Sí, es gay.

La actualidad de Emilio Rodríguez Menéndez

El 5 de noviembre del 2000, la juez de instrucción de guardia en Alcobendas ordenó el secuestro de la revista Dígame por el titular Malena Gracia ejerce de puta por motivos de "revelación de datos reservados o de carácter íntimo y personal". Una decisión que provocó que Rodríguez Menéndez sacara todas sus armas contra la actriz, su manera habitual de actuar, y que supuso el principio del fin de la revista.

Ahora, a sus 70 años, el letrado será juzgado el próximo 6 de mayo por hasta nueve delitos, y juntos suman una pena de cárcel de 42 años. Las acusaciones van desde organización y grupo criminal a falsificación de documentos públicos, pasando por delitos de estafa, de apropiación indebida, blanqueo de capitales, usurpación de funciones e intrusismo profesional, fraude procesal, coacciones y phising. Anteriormente ya fue condenado hasta en dos ocasiones en los años 2000, además de estar inhabilitado para ejercer la abogacía.