Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La hija mayor de María Teresa Campos, Carmen Borrego, a su salida del plató de 'Viva la vida' / EP

Carmen Borrego abandona el plató de 'Viva la vida' acusada de ser su propio 'topo'

La mayor de las Campos sale llorando después de que Kiko Matamoros asegurara que vendió a su propia sobrina, Alejandra Rubio, por 3.000 euros

3 min

Viva la vida ha tenido una tarde muy completa, que ha empezado con la defensa de Ana María Aldón a las acusaciones de haber filtrado ella el conflicto entre Carmen Borrego y Alejandra Rubio. Después, un abejorro ha estado a punto de poner fin al programa, debido al pánico entre los colaboradores. Pero lo más tenso del día aún estaba por llegar.

Quedaba poco para finalizar la emisión cuando Emma García ha querido que cada uno de los tertulianos acusara a un compañero sospechoso de haber filtrado la polémica de las Campos. Kiko Matamoros ha dicho no tener dudas en que la culpable era la propia Carmen Borrego, y Diego Arrabal le ha dado la razón. Un momento muy doloroso para la hija mayor de María Teresa, que ha abandonado el plató indignada y entre lágrimas.

¿Es Carmen Borrego su propio 'topo'?

Cansada de ser la diana de muchas críticas y el centro de los ataques para algunos de sus compañeros, la mayor de las Campos ha abandonado el plató de Viva la vida al ser acusada por Diego Arrabal y Kiko Matamoros de ser el topo que filtró su propia y polémica pelea con su sobrina, Alejandra Rubio, a la revista Lecturas.

Una información que, de ser cierta, la habría vendido por unos 3.000 euros: "No voy a permitir que se plantee un problema con mi familia, porque no lo tengo. Es un precio muy caro para mí, no es así. No lo voy a permitir, se me está enfrentando con mi familia constantemente", ha señalado Carmen Borrego al ser detenida por Emma García.

La sentencia: "Ya no puedo más"

La hermana de Terelu Campos ha añadido que se iba "por dignidad. Ya no puedo más. Los dos juegan siempre con lo mismo. Hoy se están comportando como dos malas personas. Yo no tengo por qué venir a un programa de televisión y aguantar esto. Yo vengo a trabajar, como ellos, y siempre es lo mismo. Lo siento mucho por el programa".

"Soy yo la que llamo a la revista cuando veo la publicación, y les digo que no me han llamado para confirmar la noticia. Les pido que rectifiquen. En un momento de nervios podemos decir muchas cosas, pero no somos unas pandilleras. No existe tal pelea. No hemos llegado a las manos", ha sentenciado Carmen Borrego antes de salir de los estudios de Mediaset.