Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El cómico Bigote Arrocet / MEDIASET

Bigote Arrocet admite sus infidelidades

El cómico admite orgulloso que ha puesto los cuernos y critica a todos aquellos que no lo reconocen

3 min

Bigote Arrocet es la sensación de Secret Story. No tanto por las peleas que no protagoniza sino por su empeño en hablar de su relación con María Teresa Campos y confesiones que dejan a todos anonadados. La última: sus infidelidades.

El cómico, que niega por activa y por pasiva que haya dejado a la presentadora a través de un mensaje de WhatsApp, asegura que no tiene nada contra ella y que no quiere que esté mal. Unas palabras que desesperan a sus hijas, Carmen Borrego y Terelu, y a su nieta Alejandra Rubio.

Orgullo de infiel

La única novedad que ha aportado hasta la fecha dentro de la casa de los secretos es su capacidad para engañar a sus parejas. Preguntado por Miguel Frigenti si había sido infiel, no ducó en confesar: "Sí ¡claro! El que diga lo contrario está mintiendo como un bellaco".

Lejos de mostrarse arrepentido, el chileno advierte a sus compañeros que "hay que saber hacerlo bien” y lamenta “que nadie reconoce" que ha puesto los cuernos a su pareja. "Todos dicen cosas que no son. No digo que todos los hombres sean así. A mis 72 años no he conocido a un hombre que no se haya mandando un tonteo…".

Todo es relativo

La confesión no se ha quedado allí y se ha excusado en tópicos como el de que “la infidelidad es relativa”. Todo, en su opinión, es cosa de culturas y tradiciones. "Es un tema de acuerdo a la religión y el país. En los países árabes te puedes casar con tres, cuatro o cinco mujeres y no pasa nada. El lado occidental es el más falso de todos porque uno se casa y tiene a su novia y tiene a su amante en la mayoría de los casos”.

El periodista y Luca Onestini no daban crédito a lo que escuchaban. Todas las mentes han apuntado directamente a María Teresa Campos. Además de dejarla por WhatsApp, ¿le fue infiel? Él no ha dicho a quién o quiénes fue infiel. ¿Lo dirá? ¿Es una estrategia para dudar más en el concurso? Las cartas de Edmundo están sobre la mesa.