Menú Buscar
Ana Soria en el mar / INSTAGRAM

Ana Soria quiere ser ‘influencer’

La novia de Enrique Ponce habría dejado la Universidad para dedicarse a subir fotos a las redes sociales por las que se sacaría mucho dinero

Jordi Nieto
3 min

¡Mamá, quiero ser artista! Si hasta hace unos años el título que da nombre a la canción de Concha Velasco era algo común entre los hijos y parejas del faranduleo nacional (si no, que se lo digan a los hijos de Isabel Pantoja con su andadura dentro del mundillo musical), ahora dicho grito bien muta en ¡Mamá, quiero ser influencer! Al menos, eso es lo que debe haber pensado Ana Soria, al querer centrarse en el modelaje a través de las redes sociales. Una decisión que no sabemos qué tal le habrá sentado a Enrique Ponce, su nuevo novio y protagonista indiscutible del culebrón del verano.

Pero ¿tan rentables salen las redes sociales? Eso parece (para algunos). Y es que Ana Soria podría embolsarse de 600 euros a 1000 euros por colgar una sola foto en Instagram, haciendo publicidad de la marca que la ha patrocinado. Algo a lo que la joven ya le estaría sacando mucho rendimiento y que resulta, por su cuerpo de infarto y su angelical rostro, un perfil de lo más demandado entre las marcas. Según una información de Telecinco.

Los pros y los contras

Sin embargo, no todo es de color de rosa en este ámbito. La decisión de aventurarse en ser imagen de firmas para las redes sociales puede provocarle un verdadero dolor de cabeza. Hablamos de problemas con el fisco y el desapego social que puede despertar. Este último siempre y cuando se involucre con firmas estrechamente vinculadas a la tauromaquia o que den apoyo a alguna iniciativa política, sea del color que sea. 

Aunque la joven almeriense ya ha dejado los estudios superiores, al menos de forma presencial, continuará cursando el último curso de la carrera de Derecho a distancia, tras matricularse en una Universidad de Madrid. Sin duda alguna, todo un alivio para Enrique Ponce que, en plena segunda ola de coronavirus, no tendrá que preocuparse por la vuelta al cole de su chica.

Ya son 120.000 seguidores

Además, ello evitará el acoso mediático fruto del interés que la futura abogada ha despertado entre la prensa del corazón. Un hecho por el que ella no parece estar muy preocupada y con el que se sentiría de lo más cómoda. Si no, a cuento de qué su cuenta de redes ha dejado de ser privada, cuelga fotos a la altura de cualquier modelo internacional o aparece dándose el lote con el diestro. Unas instantáneas que no han dejado indiferente a nadie y por las que suma casi 120.000 seguidores.