Menú Buscar
Dos personas en un bar que se acaban de conocer y se hacen preguntas / EFE

Las 30 mejores preguntas para conocer a alguien

Estas son las cuestiones necesarias para descubrir los lados más oscuros y felices de tus interlocutores

11 min

Muchas veces uno cree conocer perfectamente a alguien y con el paso del tiempo le acaba sorprendiendo. La falta de diálogo o el temor a preguntar ciertas cosas contribuyen a ello. Por eso los expertos recomiendas salirse del camino para saber aquello que a uno realmente le interesa del otro.

Debe hacerse con sutileza y originalidad, de esta manera se puede acceder poco a poco a las emociones, deseos y anhelos de la otra persona que, tal vez, resultan ocultos. Para ello, un grupo de expertos señalan cuáles son las 30 preguntas fundamentales para conocer mejor a alguien.

 

1. Cuéntame la historia de tu vida en cinco minutos

Una manera de cortar el hielo, pero el hecho de limitar el tiempo es fundamental. Así uno evita que las personas se pierdan por los cerros de Úbeda. Si hace falta se puede cronometrar el tiempo. Es una buena manera para que la gente se limite a señalar los momentos que más le han marcado.

 

2. Describe quién eres en tres palabras

No es lo más normal preguntar eso, pero siempre se puede aprovechar algún juego u ocasión relajada para dejarla caer. O si uno es más atrevido siempre puede lanzarse cuando está conociendo a alguien por primera vez. Dependiendo de las respuestas que ofrezca uno puede observar la autoestima del otro. Si se cree que las respuestas no dicen mucho nada se puede pedir más especificidad.

 

3. ¿Estás conforme con tu físico? Si pudieras cambiar sólo una parte de tu cuerpo ¿cuál sería?

Otra de las preguntas que sirve para ver la autoestima del otro. Los hay que no pueden decir una sola, otros que les cuesta elegir, e incluso los que la tienen muy clara. Pero el pedir las explicaciones igual se descubre alguna experiencia sufrida al respecto o ayudar al otro.

 

4. ¿Cómo te definen tus amigos, familias u otras personas? ¿Qué crees que piensan de ti?

La cuestión puede sacar a flote alguna cosa que la otra persona no quiere o le cuesta contar sobre sí misma. Siempre y cuando la respuesta sea sincera.

 

5. ¿Cómo te gustaría que ser recordado? ¿qué te gustaría que dijeran de ti?

La otra cara de la moneda y la pregunta que más sinceramente puede hablar de uno. Le ayudará a saber cómo es y se define a sí mismo el interlocutor.

 

6. ¿Qué haces cuando todos te miran? ¿Y cuando nadie lo hace?

La primera pregunta puede parecer algo simple, pero es en la segunda cuando salen a relucir algunas zonas ocultas del interlocutor.

                          

7. De lo que has hecho, ¿de qué te sientes más orgulloso?

Una manera que permite al otro desplegar su ego, ver si es demasiado creído, si se quiere poco, si habla desde la falsa modestia o es capaz de controlar su ego.

 

8. ¿Cuál es el gran error en tu vida?

La pregunta de contraste. Eso puede ayudar a contener su ego y además saber qué es eso de lo que más se arrepiente y se de veras lo hace. Incluso puede comprobarse si es algo que le atormenta.

 

9. ¿Cuál ha sido el mejor día de tu vida?

Con esta pregunta uno lleva a la otra persona a su momento más feliz, incluso puede llegar a emocionarle. Además, puede servir de una pregunta en la que uno se ve reflejado y viajar a su propio momento más bonito.

 

10. ¿Qué te gustaría hacer que no estés haciendo ahora mismo? ¿Haces algo para que pase?

Una manera de saber los deseos y anhelos de la persona y sus ganas y voluntad de cumplirlos. Incluso puede su predisposición para salir de su zona de confort.

 

11. Si pudieras desaparecer y comenzar una nueva vida desde cero ¿lo harías?

Si la respuesta en un no, sé podrá ver si se trata de un tema de ego o de una verdadera satisfacción por su vida. Si la respuesta es sí, es muy importante preguntar por los motivos.

 

12. ¿A qué persona prefieres pedir consejos?

La persona que diga puede decir mucho de su personalidad. No se trata de saber a quién se tiene que ganar uno. Conocer si es el padre, la madre, la pareja o algún amigo o amiga dice mucho de uno.

 

13. ¿Con quién te irías a cenar si pudieras elegir a cualquier?

Puede parecer una pregunta trivial, pero explica mucho de si el otro se mueve por el físico, por las acciones de los otros o si piensa primero en famosos antes de en familiares o amigos que no ve de manera frecuente.

 

14. ¿Cuál es tu mayor sueño? ¿Lo compartirías con alguien?

La primera cuestión despliega la fantasía del otro, mientras la segunda ayuda a saber cuán egoísta o generoso es.

 

15. Si supieras que vas a morir en un año, ¿qué harías?

Aquí aparecen las verdaderas prioridades en la vida, e incluso aquello que le produce más placer.

 

16. Si se pudiera, ¿te gustaría vivir para siempre?

Es una buena manera de saber si uno de los temores de la otra persona es la muerte y si la otra persona sabe cómo afrontarla.

 

17. ¿Qué tipo de música escuchas y en qué momentos?

Puede parecer baladí, pero para muchos la música es algo fundamental y ayuda a saber más del otro. Y a estar prevenido por si no se comparten los gustos.

 

18. ¿Qué significa para ti la libertad, ser libre?

No es una pregunta que pueda surgir de manera cotidiana, cierto, pero si se puede preguntar en medio de alguna conversación o debate puede ayudar. Es algo filosófico, pero pueden verse las sensaciones del otro y ver cómo aborda temas más serios y densos.

 

19. ¿Qué tres deseos le pedirías al genio de la lámpara?

Una manera de que la otra persona deje volar su imaginación y si esta se desborda. Puede ayudar a demás a pasar un buen momento.

 

20. ¿Qué no harías ni por todo el oro del mundo?

Puede ser la opuesta a la anterior pregunta. En una manera de saber hasta donde podría llegar el otro por dinero y ver cuáles son sus valores.

 

21. ¿Cuál es tu mayor temor?

Puede parecer banal e incluso pasar un momento divertido dependiendo de la respuesta. Aun así, descubre algunas obsesiones y miedos del otro.

 

22. ¿Si pudieras elegir tu edad actual cuál escogerías?

Otra manera de preguntar por aquel momento de máxima felicidad del otro. Ver qué momento y porque recuerda un momento u otro con más cariño.

 

23. ¿Sueles pensar a menudo sobre cómo te emocionalmente?

Una cuestión que puede ayudar a la otra persona en momentos de bajón. Pero que también se puede hacer en otros momentos. Ayuda mucho a saber cómo gestiona las emociones de la misma manera que puede orientar sobre su impulsividad y si reflexiona sobre las consecuencias de las cosas que puede hacer en algún momento.

 

24. ¿Cuál ha sido la última mentira que has dicho?

Puede aparecer en una conversación común y que incluso puede ayudar al otro a liberarse de ella al confesar.

 

25. ¿Qué objeto y animal serías? ¿Por qué?

Ayuda a saber sobre cómo se autopercibe la otra persona y que características propias considera más relevantes.

 

26. ¿A qué tienes que dar gracias en tu vida?

Cómo es una pregunta muy directa que apela al corazón ayuda a dar mucha información sobre el otro.

 

27. ¿Qué consejo le darías al niño que fuiste?

Puede ayudar a descubrir de qué se arrepiente la otra persona y que valores actuales tiene que no consideraba antes, por tanto, si ha aprendido de lo vivido.

 

28. ¿Cuál es tu mayor defecto? ¿y tu mayor virtud?

Obviamente esta pregunta es muy directa y se espera la más absoluta sinceridad y cierta autocrítica.

 

29. ¿Qué es lo que más has agradecido en la vida alguien? ¿Se lo dijiste?

Es una pregunta que hurga en el pasado con algo de sensibilidad y que ayuda a saber aquella parte más delicada y agradecida del otro.

 

30. ¿Qué soy para ti?

Es una cuestión muy directa y no debe plantearse sobre todo en momentos de máxima tensión. Pero a veces uno prefiere ir al grano, pero la respuesta no siempre puede ser la que uno espera.