Menú Buscar
Los emprendedores de la 'fintech' Goin, que han conseguido el apoyo económico del fondo de inversión de Carlos Blanco / CG

Goin, la 'app' para multiplicar el dinero sin tener conocimientos financieros

Tres jóvenes catalanes ganan el premio a la mejor 'start up' del mundo por AngelHack, en Silicon Valley

4 min

El mundo de las finanzas sigue siendo poco accesible para la mayoría de personas. La tecnología, sin embargo, ha sido útil para que estos conocimientos puedan llegar a las calles. Para ello, ha nacido una nueva app llamada Goin que tiene el objetivo de obtener el máximo rendimiento del dinero sin necesidad de tener conocimientos en este campo.

La aplicación, del sector fintech y diseñada pensando en los millennials, ha sido calificada como la mejor start up del mundo en Silicon Valley según AngelHack, la comunidad internacional más grande de hackers.

Inversores

El joven CEO de la aplicación, David Riudor, explica a Crónica Global que la idea surgió con base en el “blockchain” para ofrecer un producto en el que pudieran garantizar la seguridad: “Nuestra especialidad es la tecnología. No puede haber fallos si eso implica los ahorros de la gente. Nuestro aval es el premio que nos dieron en Silicon Valley”.

Otros de sus avales son algunos de sus inversores en España como Kfund y Encomenda Sart Capital, que es también uno de los principales inversores de Glovo.

Sumar dinero

El método de Goin se basa en un sistema que primero plantea conocer al usuario mediante preguntas sobre sus hábitos. De esta manera se le ofrecen sistemas y métodos automáticos de ahorro. Una vez el usuario suma dinero en la app, puede transferir una parte o su totalidad a inversión o a su cuenta bancaria.

Uno de los valores añadidos reside en la tecnología Smart Saving, que consigue acumular el dinero del usuario mediante pequeños gestos cotidianos como, por ejemplo, el redondeo de un pago.

Cada vez que un usuario pague una cantidad con su tarjeta bancaria puede decidir redondear el pago y enviar el sobrante a su cuenta de goin.

Asimismo, se pueden establecer pequeñas penalizaciones para que cada vez que el usuario se pase de los límites de sus gastos cotidianos (estipulados por él mismo), se envíe una cantidad a la app compensatoria. Así, el usuario toma conciencia activa del gasto y ahorro que está llevando a cabo.

Modelo de negocio

De momento, la separación de dinero que hace la app se ofrece de forma gratuita. “Cuando empecemos a trabajar la parte de la inversión ofreceremos una tarifa más competitiva que los bancos porque nuestra estructura está en la nube”.

Goin es, como tantas fintech, una de las apps que rivalizan con las entidades bancarias. Desde su nacimiento hace apenas unas semanas han conseguido unas 5.000 descargas. Además, disponen de una lista de espera —una estrategia muy frecuente en las apps estadounidenses— para garantizar la calidad e ir incluyendo nuevos clientes a medida que puedan ofrecerles el mejor servicio y las mejores condiciones. “Queremos mejorar el estilo de vida de la generación millennial. Buscamos la calidad y no la cantidad”, concluye Riudor.