Menú Buscar
Entrada al Hospital Clínic de Barcelona

El coronavirus visto desde el interior del Hospital Clínic de Barcelona

José Muñoz Gutiérrez, jefe del servicio de Salud Internacional, explica su experiencia en primera línea de batalla contra el Covid-19

6 min

Hace cinco días se decretó el estado de alarma y parece que los ciudadanos españoles van entendiendo, a marchas forzadas, la importancia del confinamiento y de quedarse en sus hogares.

Sin embargo, José Muñoz Gutiérrez asegura que todavía “hay demasiada gente en la calle”. Él sabe muy bien de lo que habla. Se encuentra en primera línea de batalla. Es el jefe del servicio de Salud Internacional del Hospital Clínic de Barcelona. Pero Muñoz insiste: “si la gente quiere ayudar, que se quede en casa”.

Muñoz ha detallado en un encuentro online, organizado por Barcelona Tech City, cómo están viviendo los héroes y heroínas de los hospitales esta pandemia. “Cuando vimos lo que estaba pasando en Italia es cuando empezamos a preocuparnos de verdad. Tenemos muchos colegas allí que nos decían las dimensiones y los problemas que tenían”, explica.

Jose Muñoz Gutiérrez, jefe del servicio de Salud Internacional del Hospital Clínic de Barcelona
Jose Muñoz Gutiérrez, jefe del servicio de Salud Internacional del Hospital Clínic de Barcelona

Las cifras crecen a diario

Ahora, le ha tocado, también, el turno a España. Según el Ministerio de Sanidad y las consejerías autonómicas los casos diagnosticados superan los 17.700 y ya hay más de 800 muertos. Pero estas cifras van in crescendo y seguirán aumentando en los días venideros.

“Hay un baile de cifras porque no sabemos cuánta infección realmente tenemos en la calle”, detalla Muñoz, quien intuye que hay mucha. Gran parte del personal del Clínic de Barcelona está ahora enfocado en esta patología y hay “bastantes” enfermos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). “La situación va a más en todos los hospitales de Cataluña”, avanza este experto. “Las mascarillas y los guantes se consumen rápidamente y estamos muy pendientes de los pacientes aprendiendo cómo se comportan. En general, tienen fiebre y una infección respiratoria leve”, subraya.

Interior del Hospital Clínic
Interior del Hospital Clínic

Ensayos y pruebas clínicas

Desde esta semana en el Clínic se están realizando ensayos clínicos con algunos pacientes para que “en unos meses no estemos igual”. Muñoz insiste en que la gente lo está dando todo en el hospital doblando guardias y haciendo muchas horas. Y que, en general, en los hospitales hay “ciertas alergias a los egos y a la política”.

Muñoz confirma que hay limitación de material y que existe angustia. Algunos compañeros del hospital han dado positivo. Pero, insiste, son casos leves. “Muchos confiesan que en peores condiciones han ido a trabajar cuando la situación era distinta”, matiza. Pero este experto reclama unos test que ofrezcan resultados en muy poco tiempo para poder cambiar el curso de esta enfermedad, así como luchar contra la desinformación con mensajes que se envían a través del WhatsApp que “no sabes ni de dónde salen”. “Los procesos habituales para diagnosticar se han quedado insuficientes”, denuncia. Por ello, este experto hace hincapié en que la investigación es ahora más importante que nunca.

Síntomas

Sobre la afectación del Covid-19 en gente joven, Muñoz asegura que “ver gente joven en la UCI por coronavirus es infrecuente” y que los síntomas que tienen los casos positivos son, sobre todo, dolor muscular que persiste en los días y síntomas de neumonía como dolor en el pecho, falta de aire y fiebre.

Además, los enfermos, desvela Muñoz, desarrollan anticuerpos, aunque no descarta que pueda volver a aparecer material genético del virus, pero “eso no significa una reinfección”.

¿Cómo se transmite el coronavirus?

“El Covid-19 se transmite a través de la vía respiratoria, principalmente”, explica Muñoz. Por ello, las autoridades y hospitales recomiendan lavarse las manos frecuentemente y mantener una distancia de precaución de un metro y medio o dos.

Para Muñoz, el ejemplo que deberíamos de seguir es el de Corea del Sur. “El Gobierno de allí ha testado y ha hecho pruebas a todo el mundo y, por ello, su tasa de mortalidad y de casos graves es muy baja”, señala. “Se trata, sobre todo, de poder identificar a muchos pacientes asintomáticos que nosotros ahora no contabilizamos”, concluye.