Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La sala Razzmatazz, cerrada durante la pandemia / RAZZMATAZZ

Razzmatazz reabrirá en septiembre tras perder 1,5 millones de euros

Después de 15 meses de ‘cerrojazo’, la sala musical deja su reapertura para finales de verano, siempre que las restricciones de la Generalitat lo permitan

4 min

Razzmatazz sigue cerrado, como la mayoría de discotecas catalanas, que han decidido que no les sale a cuenta, a causa de las restricciones, levantar la persiana pese a la reapertura del sector del ocio nocturno aprobada por el Govern y ya vigente desde el pasado 21 de junio. Entre los habituales de fiestas y conciertos, hay una pregunta recurrente: ¿cuándo abrirá de nuevo la icónica sala musical barcelonesa?

Daniel Faidella, propietario del establecimiento, señala que todo dependerá de la Consejería de Salud, aunque teniendo en cuenta la evolución de los contagios de coronavirus y el rápido ritmo de vacunación, prevé que el regreso llegará a finales de verano: “Yo diría que en septiembre tenemos que abrir con condiciones plenamente favorables, no digo con el 100% [de aforo], pero que la gente pueda bailar, pueda disfrutar”.

Pérdidas de 1,5 millones

El empresario asegura que “después de 15 meses cerrados, las pérdidas han sido tremendas”. “Llevamos perdidos más de 1,5 millones de euros. ¿Cuántos puedo perder más? No lo sé, pero infinitamente, no”, avisa. “Llegará un momento en que si esto no empieza a abrir, me quedaré sin disyóqueis, artistas, técnicos, camareros…”.

“Llevamos 15 meses sin facturar ni un solo euro, con 120 personas en ERTE desesperadas, ya no sé que decirles”, confiesa Faidella, que se muestra crítico con la gestión económica y sanitaria de la Generalitat: “El trato que nos están haciendo, nunca había visto algo así”, lamenta. “No nos hacen ni caso, como si no existiéramos”, lamenta. 

“No podemos abrir”

Según Faidella, el hecho de que las autoridades hayan permitido reabrir al sector “es un paso importantísimo” y ha generado además “una muy buena acogida” por parte del público. Sin embargo, añade matices. “Nosotros no podemos abrir hasta que la Consejería de Salud nos mejore las condiciones de apertura”.

“No podemos ofrecer conciertos con mesas y sillas”, apunta el responsable de la discoteca. “No es nuestro negocio y reduce en un 20% el aforo de las salas. Perderemos más dinero que si seguimos cerrados”, critica.

Preparan “varias sorpresas”

Una vez Razzmatazz se vuelva a llenar de fiestas y conciertos, habrá novedades: “Tenemos varias sorpresas”, avanza el dueño, aunque no quiere desvelar los proyectos hasta que estén cerrados: “Estamos preparando bastantes cosas, pero cuesta, porque necesitas tiempo y tienes que saber para cuándo las tienes que preparar”, explica.

“Ideas hay muchas, casi preparadas, pero hasta que no digan puedes abrir con las normativas, no lo podré hacer”, señala Faidella, que teme que la Generalitat dará poco tiempo para planificar la reactivación. “Me lo dirán un lunes por la noche para abrir un martes”. Sin embargo, la sala mira hacia adelante con la esperanza de poder operar en pocos meses “con cierta normalidad” y “con aforo reducido” si es necesario, pero recuperando la imagen del local lleno de vida, de baile y de música.