Menú Buscar
Escultura de Cristóbal Gabarrón sobre la esclerosis múltiple / INSTITUTO CATALÁN DE LA SALUD

Arte para visibilizar la esclerosis múltiple

Una escultura de Cristóbal Gabarrón decorará el centro de investigación de esta enfermedad degenerativa de Cataluña

María Díaz
19.06.2019 17:07 h.
5 min

El color de la esperanza es el nombre de la escultura que el artista español Cristóbal Gabarrón ha creado para dar visibilidad pública a la esclerosis múltiple, una enfermedad que en la actualidad padecen alrededor de 55.000 personas en España en la actualidad. Y para hacerlo, ha sido colocada en el Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña, 

Además de servir como medio de divulgación artística de la patología, la obra rinde homenaje a los pacientes que la padecen, a los profesionales sanitarios que los atienden y a los investigadores clínicos que trabajan para mejorar su calidad de vida. “La investigación y la ciencia están abriendo grandes puertas a la esperanza y con esta obra me gustaría derribar los muros de aislamiento que aprisionan a cada individuo que la sufre y alterar el curso y el capricho de un proceso impredecible”, ha declarado Cristóbal Gabarrón.

Representación de la enfermedad

De momento, El color de la esperanza sólo es un modelo a escala reducida de la escultura que, en un futuro, está previsto que se emplace en las calles de Barcelona. Tanto el centro de especialización catalán como la Fundación Esclerosis Múltiple han colaborado con la Fundación Cristóbal Gabarrón para hacer posible que el arte sirva como "transmisor de la realidad de las personas que conviven con la enfermedad" de una u otra forma.

Según el propio artista, se trata de “visualizar los sentimientos del triángulo conformado por médicos e investigadores, que alteran el factor tiempo en una carrera a su favor; las familias, que aportan el apoyo y todo tipo de soluciones; y los enfermos, que tienen que resolver la ecuación de la felicidad”.

Una enfermedad vista desde cerca

Uno de los hijos de Gabarrón padece esta enfermedad degenerativa, por lo que conoce muy bien cómo es vivir con ella. “Nunca me había parado a pensar en la esclerosis múltiple hasta que te toca de manera muy cercana. Desde ese momento intento hacer llegar a la gente mi preocupación y busco vías creativas para expresarla y darle visibilidad”, explica el artista.

El color de la esperanza está compuesta por dos figuras que representan el corazón y el cerebro, los dos órganos que se identifican con quienes sienten la enfermedad y con quienes la estudian. El acero inoxidable y la fibra de vidrio son los materiales que dan forma a una escultura marcada por sus colores vivos. La originalidad de la obra radica en que muy pocos artistas han contribuido con su arte a visibilizar la esclerosis múltiple. La de Cristobal Gabarrón es una de las pocas que existen en el mundo y será la primera escultura firmada por él que luzca de forma permanente en Cataluña. El director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña, el doctor Xavier Montalbán, ha declarado que “estamos encantados de recibir la donación de esta obra que pertenece al mundo”.

Presentación de la escultura de Cristóbal Gabarrón sobre la esclerosis múltiple / INSTITUTO CATALÁN DE LA SALUD

Imagen del acto de presentación de la escultura dedicada a la esclerosis múltiple / INSTITUTO CATALÁN DE LA SALUD

Falta de visibilidad

Una escultura que en su versión definitiva se alzará en 2,5 metros de altura y que, según ha informado el Instituto Catalán de la Salud, “ha sido concebida para formar parte de una plaza, un paseo o un parque con el objetivo de que, además de rendir nuevamente homenaje a los diagnosticados de esclerosis múltiple, sirva para generar conciencia social sobre la enfermedad”.

Esa es precisamente una de las cuestiones sobre la que más inciden los pacientes y el personal médico: la falta de conciencia social. “La esclerosis múltiple es una enfermedad grave y compleja que afecta de forma importante a la calidad de vida de las personas que la padecen. El hecho de que muchos de sus síntomas no sean a veces visibles puede provocar incomprensión por parte de la sociedad hacia los pacientes y eso aumenta su sufrimiento”, declara la doctora Ana Ochoa de Echagüen​, directora asistencial del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona.