Menú Buscar
Vivir en la torre Deutsche Bank de Barcelona, que se transformará en 34 viviendas de lujo, costará unos cinco millones de euros / CG

Vivir en el bloque más lujoso de Barcelona costará cinco millones de euros

El fondo KKH Property empezará en breve a comercializar las 34 viviendas que tendrá la torre Deutsche Bank

3 min

Vivir en la torre Deutsche Bank de Barcelona costará cinco millones de euros. Este es el precio de salida que tendrán las 34 viviendas de lujo en las que se transformará el antiguo edificio de oficinas situado en la confluencia de Paseo de Gràcia y la avenida Diagonal de la capital catalana, la confluencia más premium de la ciudad.

KKH Property Investors, el fondo propietario del inmueble, ha obtenido en las últimas semanas los permisos municipales necesarios para empezar la obra y ha cerrado la operación económica que le permitirá realizar la rehabilitación del edificio con Banco Sabadell. Ahora, empieza a sondear el mercado para encontrar el comercializador ideal, indican fuentes conocedoras del proceso. Los agentes que busquen a los compradores con la capacidad económica necesaria para adquirir sobre plano los pisos más caros de la ciudad.

Situación política de Cataluña

¿Qué clase de perfiles pueden abonar este tipo de facturas? Emmanuel Virgoulay, socio fundador de la inmobiliaria de lujo Barnes Spain, indica que las viviendas con el perfil como las de la torre Deutsche Bank movilizan a compradores de Oriente Medio, Europa de Este o Turquía.

Atraen a las clases más bienestantes de estos países, con gran capacidad de liquidez y menos permeabilidad a la situación de inestabilidad política en Cataluña. “No afecta tanto como en Europa o Estados Unidos”, advierte. Inversores con mayor aprensión a apostar en estos momentos por un inmueble de lujo en Barcelona.

Virgoulay afirma que la ubicación de la Torre Deutsche Bank es el principal activo del proyecto de KKH. Reconoce que no existe otro edificio con este perfil que esté tan cercano a la milla de Oro de la capital catalana (y sus tiendas), aunque alerta de lo que implicaría hinchar demasiado los precios. “El máximo del mercado de Barcelona son los 15.000 euros el metro cuadrado, si llegara a los 20.000 o 25.000 euros estaría en línea con lo que se pagan en ciudades como París y Nueva York”, explica, y eso propiciaría que los inversores apostaran por estas localidades con mayor caché internacional.

Servicios de lujo

La ubicación es su principal activo, pero KKH ha plantado un proyecto de rehabilitación junto al estudio de arquitectura de Carles Ferrater que no tiene comparativa. Las 34 viviendas tendrán unos 200 metros cuadrados de superficie, todas ellas con servicios de mantenimiento, limpieza, seguridad y consejería. Los vecinos tendrán a disposición en el mismo edificio un spa, una piscina y un gimnasio.

Un equipo de 20 personas atenderá sus necesidades cada día de la semana. Las obras empezarán en el primer trimestre del próximo año. Se espera que duren hasta 2020.