Menú Buscar
Una sede bancaria con una pintada contra los desahucios en vivienda, último paso de las ejecuciones hipotecarias / EFE

Los embargos de vivienda en Cataluña crecen un 4% en 2018

La comunidad catalana es una de las que mayor número de ejecuciones hipotecarias inició el pasado año, solo superada por Andalucía y la Comunidad Valenciana

07.03.2019 11:58 h.
3 min

Los embargos de fincas urbanas que se iniciaron en Cataluña en 2018 alcanzaron a 4.561 viviendas, lo que supone una crecida de un 4,1% respecto al ejercicio anterior. La mayoría de estas viviendas ejecutadas --concretamente el 64,6%-- eran de titularidad jurídica. Es decir, 2.945 de estas residencias pertenecían a una entidad mientras que las 1.616 restantes (35,4%) eran de propiedad de personas físicas. 

Los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) dados a conocer hoy reflejan una subida de las ejecuciones hipotecarias con respecto a las inscritas en el año 2017 en Cataluña, una de las comunidades autónomás que mayor número de estos requerimientos recibe en sus registros de la propiedad. Un total de 8.841 fincas catalanas han sido objeto de este procedimiento durante el pasado ejercicio.

Procedimiento de los desahucios

Las ejecuciones hipotecarias no se aplican únicamente a las viviendas sino a todo tipo de fincas, urbanas y rurales, cuyos propietarios no cumplen con los requisitos económicos impuestos por los bancos en el contrato de hipoteca. En Cataluña, durante 2018, la mayor parte de suelo contra el que han iniciado un procedimiento de embargo es residencial: las 4.561 viviendas representan el 51,6% de certificaciones por ejecuciones hipotecarias, un procedimiento que acaba, en última instancia, con el desahucio de los residentes de la misma. Le siguen las fincas urbanas de otros tipos, con el 38,1% (3.367 espacios) y los solares urbanos, con el 4,9% (733 solares). 

Respecto a las fincas de carácter rural en Cataluña, se han iniciado 180 procedimientos para llevar a cabo los embargos. Todos los tipos de suelo citados anteriormente han vivido una crecida respecto a las cifras de 2017.

Comparativa estatal

Cataluña es la tercera comunidad autónoma que más certificaciones de embargos hipotecarios ha iniciado en 2018. La superan Andalucía, con 10.123 fincas en esta situación, y la Comunidad Valenciana, con 10.076 de estos casos en total. Si se tienen en cuenta únicamente los procedimientos que afectan a viviendas, estas tres mismas comunidades lideran la tabla, aunque con un pequeño cambio en los primeros puestos: Valencia supera a Andalucía (5.242 procedimientos admitidos frente a los 5.154 andaluces).

A nivel español, en 2018 se iniciaron 53.857 ejecuciones hipotecarias, un 1,6% más que en 2017, de las cuales 51.314 afectaron a fincas urbanas y 2.543 a fincas rústicas. Dentro de las fincas urbanas, 25.903 ejecuciones correspondieron a viviendas, cifra que representa el 48,1% del total de ejecuciones hipotecarias registradas en 2018 y que es un 6,6% inferior a la de 2017.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información