Menú Buscar
Carles Vilarrubí en una imagen de archivo

Vilarrubí cesa como vicepresidente de la Banca Rothschild en España

El vicepresidente del Barça también abandona el consejo de administración de la entidad, donde ha sido sustituido por Alfonso Cortina

Jorge de Lorenzo
21.09.2017 00:00 h.
3 min

El vicepresidente del Barça, Carles Vilarrubí, ha cesado como vicepresidente y consejero de la Banca Rothschild, según ha hecho público el registro mercantil. La renuncia del marido de la propietaria de Coca-Cola European Partners, Sol Daurella, y exasesor y tutor de Iñaki Urdangarin está fechada el pasado 12 de septiembre.

Ese mismo día se hace constar la incorporación como consejero a Rothschild SA de Alfonso Cortina, expresidente de Repsol. El portavoz de la banca de inversión de los multimillonarios Rothschild en España ha declinado comentar, a preguntas de Crónica Global, las razones de los últimos cambios en su consejo de administración.

Tres décadas en España

A punto de cumplir 30 años de su llegada a España, la entidad financiera se ocupa de gestionar la inversión y administración del patrimonio de los más ricos e influyentes.

Vilarrubí, vicepresidente y responsable del área de Relaciones Internacionales e Institucionales del Barça, aparece como beneficiario de una cuenta en Andorra del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol, según desveló este medio.

Empresario y expolítico

En la actualidad es miembro del consejo de administración de varias compañías. La empresa de marketing deportivo Oxer Sport SL, al frente de la cual figura como presidente, se ha visto vinculada a ciertos ‘favoritismos’ en relación a eventos relacionados con las carreras de caballos.

Oxer Sport SL fue la productora de las competiciones de saltos retransmitidas por el programa Teledeporte de TVE desde La Almenara, hípica de la que es propietario el exministro y expresidente del Congreso, José Bono. En una resolución firmada por el entonces viceconsejero de Cultura, Juventud y Deportes del Gobierno vasco, Antonio Rivera, se autorizó una discutida subvención para el desarrollo del Concurso Hípico Internacional de Donostia-San Sebastián.

La compañía presidida por Carles Vilarrubí prácticamente monopoliza los concursos de salto en toda España. Por séptimo año consecutivo, volvió a gestionar los derechos televisivos del CSIO de Barcelona.

Tradicionalmente, Vilarrubí ha estado ligado a los negocios de comunicación; fue el primer director general de la CCMA. Y aún es socio de Javier Godó en el accionariado de RAC1, después de que hace dos años abandonara el accionariado de 8TV, que, contrariamente a lo que sucede con la radio, arrojaba pérdidas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información