Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Instalaciones del grupo agroalimentario Vall Companys / EP

Vall Companys factura 2.200 millones, un 9% más

La compañía agroalimentaria destina 71 millones a inversiones y apuesta por una estrategia de adquisiciones para aumentar su presencia en España y para internacionalizarse

3 min

El Grupo Vall Companys ha facturado 2.188 millones de euros en 2020, un 8,8% más que en el ejercicio anterior, cuando alcanzó unas ventas de 2.011 millones. Así lo reflejan las cuantas anuales, ya auditadas, que se han depositado en el Registro Mercantil. De cara a este año, el grupo alimentario aspira a superar claramente los 2.200 millones de euros en ingresos.

La compañía ha mantenido su posición como primer operador español en producción avícola y porcina, aunque ha cedido un 1,8% de margen operativo, un revés que atribuye a "la incertidumbre y la inestabilidad provocada por la pandemia global". En un comunicado, la firma ha destacado su resultado de explotación de 234,5 millones y un margen operativo del 10,7%.

Inversiones por 71 millones

La compañía ha invertido 71 millones de euros en el conjunto de empresas que tiene en España y ha destinado un 0,4% de su facturación a proyectos de innovación, desarrollo e investigación, con lo que la inversión en este campo se acerca al objetivo del 0,6% de la facturación total anual. Entre 2015 y 2019, la empresa invirtió más de 50 millones de euros en innovación.

En la división porcina, la compañía destaca como principal acción accionarial la jointventure con la compañía belga VEOS Group, a través de la sociedad VEOS Ibérica --empresa dedicada a la producción de proteínas funcionales a través del plasma porcino--, con una participación del 30%. La compañía, cuyos procesos apuestan por la economía circular aprovechando un subproducto como es la sangre porcina para su transformación en plasma y otros derivados-- prevé iniciar su actividad este segundo semestre de 2021 en Monzón.

Estrategia de adquisiciones

El grupo ha aumentado su participación en el accionariado de empresas en las que ya estaba presente y ha entrado como socio en otras nuevas. Las dos operaciones más relevantes de este tipo, ambas ejecutadas en el área avícola, han sido la compra del 40% de Inasur y el 30% de Iberdigest como nuevo accionista.

Gracias a la entrada en Inasur, la división avícola tiene ahora presencia industrial en la zona Sur de España, es decir, expande su implantación más allá de la zona del noroeste peninsular (Avigal), la zona del noreste (Torrent, Avicosan y Avidel) y la zona de Levante (Dolz), mientras que la operación accionarial con la compañía Iberdigest le permite internacionalizarse en un sector, el avícola, cuyo principal mercado es todavía el nacional.