Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Phil Shawe,  CEO y fundador de Transperfect y la plataforma Citizens for a Pro-Business Delaware

TransPerfect logra que el Tribunal de Cancillería de Delaware desclasifique su expediente

La multinacional consigue que prospere la moción que revelará el modus operandi de la corte en un caso que ha puesto en peligro más de 600 empleos en España

4 min

TransPerfect, el mayor proveedor mundial de soluciones lingüísticas y tecnológicas para empresas, ha sumado una importante victoria ante el Tribunal de Cancillería de Delaware. La multinacional, dirigida por Phil Shawe, ha estado luchando en los últimos años por la transparencia en los procedimientos judiciales de este estado. 

Después de una larga batalla, el Tribunal se ha visto obligado a acceder a la petición de Shawe de desclasificar de manera virtual su expediente, oculto durante años. 

Una nueva victoria

Desprecintar este expediente puede ayudar al público a comprender el modus operandi del Tribunal de Cancillería de Delaware, y su tendencia a generar litigios para las empresas en lugar de facilitar acuerdos entre las partes. 

Esta victoria, la última de una serie de triunfos en los tribunales, cuestiona los procedimientos anacrónicos del sistema judicial de Delaware, que han beneficiado a determinados grupos de interés arraigados en el estado, y que han sido objeto de debate público. 

Presión de Citizens for a Pro-Business Delaware

A principios de este año, a través de la plataforma Citizens for a Pro-Business Delaware, un grupo de empleados de TransPerfect actuó para hacer presión ante la falta de diversidad en los tribunales de Delaware

De este modo, desempeñaron un rol activo en el nombramiento de Tamika Montgomery-Reeves como primera jueza negra en la historia del Tribunal Supremo del estado, en detrimento del canciller Andre G. Bouchard, juez y máxima autoridad del Tribunal de Cancillería.

Efectos colaterales en España

El caso TransPerfect ha sido uno de los más complejos y mediáticos de los últimos años que, además también tuvo repercusiones en España: hizo peligrar más de 600 empleos en Barcelona y 5.000 en todo el mundo.

Se trata, por tanto, de una polémica que ha puesto de manifiesto  las graves carencias del sistema judicial de Delaware. Este litigio se basaba en la venta sin precedentes de la compañía, ordenada por el Tribunal de Cancillería.

Un proceso prolongado en el que Shawe resultó finalmente vencedor, pero en el que se vio obligado a pagar a los funcionarios comisiones millonarias por la venta de acciones que ya poseía.

Caso destapado

TransPerfect sostiene que la interferencia y el interés de la corte por hacer negocios con sus litigios en este estado le ha supuesto a la empresa y a sus accionistas una cantidad ingente de gastos, la mayor parte de los cuales se han destinado a costas judiciales innecesarias y que no han sido fiscalizadas.

"Se ha hecho la luz en el (hasta ahora) sistema secreto del Tribunal de Cancillería de Delaware. Gracias al papel que la estrategia legal de TransPerfect ha jugado en este proceso, estamos orgullosos de ayudar a asfaltar el camino del progreso", ha declarado Phil Shawe.