Menú Buscar
Francisco Javier Latasa, máximo directivo y uno de los fundadores y propietarios de la tecnológica VASS / FOTOMONTAJE DE CG

La tecnología de VASS quiere colarse entre los ‘big five’ de España

La firma de Alcobendas espera facturar 95 millones de euros en el cierre del ejercicio en curso y consolidar su plan de expansión en 2017

4 min

La firma de soluciones tecnológicas VASS se ha marcado el objetivo de irrumpir en el big five del sector en España como muy tarde en 2020. El reto implica escalar de los 95 millones de euros de facturación con los que prevén cerrar el ejercicio en curso hasta los 200 millones. Una transformación que su presidente ejecutivo, Francisco Javier Latasa, estima que se podrá llevar a cabo gracias a las dos palancas que construyen su imagen de marca: “Lanzar soluciones propias e innovadoras y apostar por el talento formado en la casa”.

“Nosotros nacimos digitales”, señala el directivo como otro elemento que ha facilitado que una pyme que daba empleo a 623 personas en 2013 actualmente ocupa a una plantilla de más de 1.200 trabajadores. Sus clientes son grandes cuentas que adquieren servicios de transformación digital de ciclo completo.

Más allá de diseñar una página web

Es decir, cuando ha definido un nuevo producto o servicio lo ponen en manos de la compañía madrileña para que realice la conceptualización en marketing y prepare toda la plataforma digital. “Hacemos mucho más que una página web, diseñamos toda las operaciones”.

Han recibido encargos de la banca, de grupos de telecomunicaciones, firmas del mundo de los seguros, la gran industria y la Administración. “También hemos trabajado con la Generalitat de Cataluña”, destaca Latasa, prudente a la hora de ofrecer nombres de su cartera de clientes. El 70% de ellos está en el mercado nacional y el 30% fuera del país, donde han abierto negocio en Reino Unido, Estados Unidos, México, Colombia, Perú, Chile y Brasil.

Superar la crisis

VASS, que se ha incorporado recientemente a la plataforma Cre100do, es una de las pocas compañías que han sacado tajada de la crisis. La necesidad de rebajar las altas facturas de consultorías externas “que aportaban más bien poco” y buscar soluciones más eficientes los puso en escena. Ocho años después del inicio de la recesión, la firma inauguró el pasado septiembre unas nuevas instalaciones también en Alcobendas con 8.000 metros cuadrados y la opción de ampliar otros 12.000 metros.

La inversión anual es fluctuante y no se destina a un capítulo fijo, aunque en el próximo ejercicio se orientará a lanzar nuevos productos que aporten valor diferencial al porfolio de la compañía. “Sea por desarrollo propio o a través de start up”. Cuenta con un equipo propio que estudia las propuestas que llegan de empresas de nueva creación, cuyo ensamblaje con VASS se aborda con un modelo abierto. En algunas entran como inversores y otras las contratan como proveedores; depende de su estado de maduración.

Crecer sin fondos de inversión

Latasa dirige a un equipo ambicioso que espera que 2017 sea un año de consolidación de su estrategia de crecimiento. Económicamente, la firma ha engordado por apalancamiento y se resiste a la búsqueda de capital a través de fondos de inversión o un socio externo. Para el equipo fundador, se trata de otra estrategia exitosa que no se cambiará como mínimo en el medio plazo.