Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha aprobado una nueva línea de crédito del ICO / EUROPA PRESS

Sánchez desbloquea el tercer tramo de avales del ICO

El presidente del Gobierno anuncia una nueva línea de crédito de 20.000 millones para pymes y autónomos

2 min

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este sábado el desbloqueo de una tercera línea de avales públicos de 20.000 millones gestionada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO). La medida va encaminada a garantizar la liquidez de las empresas, sobre todo pymes y autónomos, tras agotar los dos primeros tramos.

La práctica totalidad de esta tercera línea de avales estará, al igual que las otras dos, reservada para pymes y autónomos al considerar que son los colectivos más afectados por la crisis del coronavirus. Una vez se habilite el tramo, se habrá consumido ya más del 60% de los 100.000 millones de euros del programa de ayuda de financiación a las empresas.

Dos tramos agotados

La línea de crédito del ICO está gestionada en colaboración con las entidades financieras, las cuales asumen el coste del aval, que se sitúa en un rango de entre 20 y 120 puntos básicos. El único requisito para acceder a esta garantía es que los solicitantes no estuvieran en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019 y en procedimiento concursal a 17 de marzo de 2020.

Sánchez ha reconocido que existen quejas, fundamentalmente de pymes y autónomos, sobre la tramitación de los avales por determinadas entidades. "Lo evaluamos directamente y estamos intentando mejorar la gestión de los mismos", ha indicado.

De igual forma, el Gobierno habilitará una línea de 4.000 millones para cubrir los créditos canalizados por el sistema de financiación basado en pagarés del mercado alternativo de renta fija (MARF). Esta cantidad se enmarca en la extensión de las líneas de avales ICO al MARF anunciada la semana pasada, con la que se pretende fomentar el mantenimiento de la financiación que se produce en los mercados de capitales al que habitualmente recurren las empresas españolas y que quedó prácticamente suspendido por la situación de emergencia sanitaria.