Menú Buscar
Cajeros automáticos de Bankia en la calle / EFE

Sabadell, Bankia y Popular, los primeros en anunciar la comisión por el uso de sus cajeros

El resto de los bancos deben comunicar antes del 1 de enero qué cantidades aplicarán a los usuarios de sus dispensadores

4 min

El 1 de enero la banca española empezará a aplicar sus nuevas tarifas para el uso de los cajeros automáticos, según estableció el real decreto de octubre pasado con el que el Gobierno trató de poner orden en este servicio.

Caixabank había puesto en marcha el cobro de dos euros en sus dispensadores a los no clientes de forma directa, una medida que revolucionó el sector. BBVA y Santander anunciaron cobros similares. Tras las llamadas al orden del Banco de España para evitar el cobro de más de una comisión, cosa que aún no había ocurrido, el Gobierno dictó el real decreto referido.

Entre 1,5 y dos euros

Se da por hecho que, fuera de las alianzas, las comisiones por el uso de dispensadores a los no clientes oscilará entre 1,5 y dos euros, una cantidad que se aplicará al emisor de la tarjeta y que éste decidirá si se la cobra al titular de la tarjeta, y si lo hace total o parcialmente.

Ahora, son Bankia, Banco Sabadell y Euro 6000 los primeros que anuncian un acuerdo para repercutirse entre ellas un coste de 0,65 euros por cada operación a débito que se realice en sus cajeros con tarjetas emitidas por el resto de bancos de la alianza.

Coste máximo

Las entidades han precisado que este será el coste máximo "sea cual sea la cuantía de la extracción" de dinero en efectivo de los terminales. Eso sí, cada entidad decidirá en función de su política comercial si repercute este coste en todo, en parte o eximirá del mismo a sus clientes. El acuerdo será aplicado antes de que finalice el actual ejercicio y se comunicará a los respectivos clientes.

"Con las comisiones acordadas el cliente que use los cajeros de estas entidades para obtener efectivo verá reducido sustancialmente el precio que pagaba con anterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto" de octubre, han defendido los pactantes. Fuentes de Bankia han explicado que la reducción mínima para sus clientes podría llegar al 83%.

El acuerdo deja libertad a las entidades firmantes para que éstas apliquen las comisiones que estimen oportunas por utilización de sus cajeros al resto de emisores de tarjetas que no integren el pacto; o sea, a los no clientes.

El 37% de los cajeros

Los clientes de las entidades firmantes de la alianza contarán con una red de 17.808 dispositivos, lo que supone el 37% del parque total de cajeros en España y que goza de una presencia significativa en cada una de las provincias. A este acuerdo, Euro 6000 aporta 9.003 cajeros; Bankia, 5.559, y Banco Sabadell, 3.246.

Con este convenio, Bankia, Banco Sabadell, Kutxabank, Ibercaja, Liberbank, BMN, Abanca, Unicaja, Caja España-Duero, CajaSur, Caixa Ontinyent, Colonya Caixa de Pollença y Cecabank han defendido que apuestan por "el máximo nivel de precio y servicio a sus clientes, complementándose entre sí".

"Es un acuerdo muy bueno para los clientes de Bankia, que van a tener, a partir de ahora, a su disposición una red de 18.000 cajeros repartidos por toda España en los que podrán sacar dinero en unas condiciones muy ventajosas", se ha congratulado el director de Banca de Particulares de Bankia, Fernando Sobrini.

Popular y Bankinter

El Banco Popular, por su parte, ha firmado un acuerdo con Bankinter, Laboral Kutxta, Cara Rural, Cajamar y Deutsche Bank para no cobrarse ni un céntimo entre ellas. El acuerdo alcanza a 8.143 cajeros, 19,7% del parque total.

Los grandes del sector --Santander, BBVA y Caixabank-- deberán dar a conocer sus comisiones antes de que acabe el año.