Menú Buscar

Richard Golding regresa a Parques Reunidos mientras se arruina en Dia

El británico retorna al grupo de ocio como presidente para cubrir la renuncia de Peter Long, y pierde más dos millones con su 0,15% en la cadena de supermercados

El británico Richard Golding, presidente no ejecutivo de Parques Reunidos y, de manera provisional, consejero delegado
18.07.2018 00:00 h.
4 min

El británico Richard Golding es protagonista por partida doble en dos de las empresas cotizadas españolas. Acaba de ser rescatado en Parques Reunidos, la multinacional gestora de parques de ocio, para sustituir a su paisano Peter Long, y, como el resto de accionistas de Dia --empresa en la que ejerce de vicepresidente primero--, está viendo como su casi millón de euros de acciones del grupo de distribución acumula potenciales pérdidas de unos dos millones de euros.

En Parques Reunidos, el grupo de ocio que tiene a la familia March como uno de sus principales accionistas con el 20% y que, como consejero delegado, dirige Fernando Eiroa, no se lo pensaron dos veces para volver a confiar en Golding tras la renuncia de Long, justificada por la obligación de atender otros “compromisos profesionales”.

Exitoso periodo previo en Parques Reunidos

El directivo británico, que ya ejerció como presidente ejecutivo de Parques Reunidos entre 2003 y 2014, ha sido nombrado para hacerse cargo de la presidencia no ejecutiva por su amplia trayectoria profesional en grandes multinacionales del sector de alimentación como Cadbury Schweppes o Nabisco.

En su anterior etapa en Parques Reunidos, Golding, apoyado en su anterior experiencia en Aspro --otra empresa dedicada al ocio--, lideraba, a base de compras, la expansión internacional del grupo gestor de parques. Entre 2004 y 2010 fueron adquiridos unos 50 parques, llegando a los 70 recintos, la base sobre la que el grupo emprendía su nueva etapa de crecimiento.

Máximo accionista en el consejo de Dia

Los últimos años en Parques Reunidos los compatibilizaba Golding con su entrada, en 2011, en el consejo de la cadena de supermercados Dia. Siete años convulsos, en los que el actual vicepresidente primero del grupo de distribución ha visto cómo su confianza en la empresa no está siendo adecuadamente correspondida.

En noviembre de 2016, el directivo británico se convertía en el miembro del consejo de Dia con más acciones. Compraba de una tacada 890.000 títulos por los que desembolsaba 3,83 millones de euros. Cerraba esa operación con las acciones de Dia cotizando a 4,31 euros.

Dos millones de potenciales minusvalías

Año y medio después, esta inversión se ha convertido en una ruina potencial para Golding. De vender hoy esos títulos, solo podría recuperar 1,97 millones de euros, con los raquíticos 2,09 euros a los que cerraba este martes la cadena presidida por Ana Maria Llopis. En caída libre desde hace varios días a la espera de que el inversor ruso Mikhail Fridman tome la decisión de presentar una OPA por el 100% de Dia, una vez que supere el umbral del 30% del capital.

Además de esas 890.000 acciones, durante todos estos años Richard Golding ha recibido, como retribución variable, casi 50.000 acciones, que también se han visto notablemente devaluadas. Los aproximadamente 250.000 euros en que estaban valorados esos títulos, a un precio medio de 5 euros, tienen actualmente un valor de mercado de apenas 100.000 euros.

La bodega Tesalia ya produce ingresos

Entre el retorno a Parques Reunidos y los sinsabores en Dia, el directivo londinense de 69 años ha tenido tiempo de sacar provecho al proyecto vitivinícola que hace una década puso en marcha en su finca gaditana de Arcos de la Frontera.

Su bodega Tesalia acaba de lanzar su primera añada al mercado, con 6.000 botellas de Tesalia y 19.000 del vino joven Arx, con las que tiene previsto facturar unos 500.000 euros. En la próxima campaña, Golding pretende alcanzar una producción de 65.000 botellas y llegar a las 100.000 en tres años.

¿Quiere hacer un comentario?