Menú Buscar
Imagen de la Ciudad de la Justicia de Barcelona, donde se debía celebrar la vista del 'caso Qrenta' / EUROPA PRESS

Aplazada la declaración de la cúpula de Qrenta

Jordi Martí y David Albacete ganan más tiempo para preparar su defensa mientras la agencia de valores cancela los contratos que aún tenía activos

08.10.2019 00:00 h.
4 min

La alta dirección de Qrenta ha ganado unos días más para explicar ante el Juzgado de Instrucción número tres de Barcelona, encabezado por María Pilar Rovira del Canto, qué tipo de gestión se hacía en la agencia de valores. Un problema de salud de uno de los abogados de los investigados ha propiciado que se aplace la declaración tanto del fundador y principal ejecutivo de la compañía, Jordi Martí Taulé, como del presidente del consejo de administración, David Albacete Sánchez.

Ambos estaban llamados este lunes por la magistrada, que ahora deberá fijar una nueva fecha para una comparecencia que no será pública. Cabe tener presente que la querella presentada por la socia de CHR Legal María Jesús Hernández Elvira está en fase de instrucción, tal y como recuerdan fuentes judiciales, por lo que no se podrá seguir en abierto.

Administración desleal y estafa

Martí y Albacete están investigados en un caso en el que se acusa a la dirección de la agencia de valores de administración desleal y estafa a los clientes. Salvo sorpresas de última hora, serán otros dos altos ejecutivos de Qrenta los primeros que hablen ante la juez, Helena López Collado y Juan Alberto Vidal Hausmann el próximo martes 15 de octubre.

La defensa de estos dos últimos directivos corre a cargo del despacho que se ha encargado de la defensa global, el bufete Rousaud Costas Duran (RCD). El equipo legal que han contratado llega tanto al ámbito penal como al civil y al mercantil, ya que las denuncias de los clientes a los que presuntamente habían ocultado información e incumplido su perfil de riesgo en las inversiones gestionadas llegan a las tres partidas judiciales de Barcelona. Sólo hay dos ejecutivos que se hayan desmarcado de ella. Son precisamente Martí y Albacete.

Cancelación de contratos

Mientras las causas judiciales siguen su curso, los agentes de Qrenta han mandado en las últimas semanas una circular en la que se informa a los clientes de que el próximo jueves 10 de octubre dejarán de operar como agencia de valores. Con las denuncias ya interpuestas, la cúpula decidió en la junta de accionistas de septiembre bajar la persiana de la compañía. Poco antes firmaron un préstamo hipotecario sobre su principal activo inmobiliario que les proporcionó algo más de 250.000 euros que ya ha sido denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción. De hecho, el piso en cuestión acaba de ser embargado. 

El documento entregado a los clientes insiste en que la “excepcional medida” no afecta “absolutamente al valor de su patrimonio y no supone ningún menoscabo para su ahorro”. Los afectados ponen en duda esta apreciación, y alertan de las depreciaciones que afloran en sus respectivas carteras, hecho que moviliza cada vez más denuncias.

Trea capital

Qrenta hace meses que no puede operar y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha dejado en manos de Trea Capital intentar minimizar en la medida que sea posible las pérdidas de capitales de los clientes, con un perfil dominante de pequeños ahorradores.

El número de afectados reales por ahora no se ha contabilizado, aunque Qrenta tenía oficinas tanto en Barcelona como en Madrid, Valencia y Bilbao.