Menú Buscar
El vicepresidente de Economía del Govern, Pere Aragonès (d), y la portavoz, Meritxell Budó (i), tras presentar el salario mínimo / GOVERN

La propuesta de salario mínimo de la Generalitat se queda en humo

El vicepresidente de Economía, Pere Aragonès, señala que negociará con los agentes sociales una cifra que deberían aplicar en los convenios colectivos

01.08.2019 14:13 h.
3 min

El vicepresidente de Economía, Pere Aragonès (ERC), ha detallado este jueves la propuesta de la Generalitat de aplicar un salario mínimo en Cataluña que supere el estatal. Con todo, la iniciativa que finalmente ha puesto sobre la mesa se queda en humo, ya que se trata de una acción voluntariosa para que patronales y sindicatos sean más generosos en las negociaciones colectivas.

De entrada, se debe tener en cuenta que la propuesta no implica fijar un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en la comunidad. El Gobierno catalán no tiene competencias para ello, ya que el pacto de salarios es estatal.

14.000 euros fijado en el AIC

Sí que se hacen referencias sobre esta cuestión en la negociación colectiva que mantienen los principales agentes sociales del territorio. Especialmente en el gran pacto laboral que se usa de marco, el Acuerdo Interprofesional de Cataluña (AIC).

En este documento se fija una cifra de referencia que debería ser el importe mínimo para el resto de negociaciones de convenios colectivos, tanto sectoriales como de empresas. Está fijado en los 14.000 euros anuales, cifra que la Generalitat insta a los agentes sociales a mejorar.

Negociación de convenios colectivos

Con todo, se debe tener claro que este importe es una referencia. El 90% de los empleados de Cataluña están bajo el paraguas del AIC, que determina sus derechos básicos como trabajadores. Pero es en el convenio laboral de su empresa o de su sector donde se blindan las condiciones específicas del trabajo que desempeñan. Y las tablas salariales son unas de ellas.

El vicepresidente ha obviado en su comparecencia a fijar la cifra del nuevo salario de referencia de Cataluña, que debería situarse por encima de los 14.000 euros. Se ha limitado a señalar que pone en marcha un mecanismo en que se realizará un cálculo y abre la puerta a la participación de Foment del Treball, Pimec, CCOO y UGT, los agentes sociales que tienen voz y voto en el AIC. Ha señalado que la conclusión se debe entregar en tres meses y que el debate se mantendrá en el Consell de Relacions Laborals.

Anuncio político

A pesar de la vaguedad del anuncio, la Generalitat ha vendido con pompa y circunstancia el proyecto. “Lo que no hace el Estado lo haremos las instituciones catalanas mediante el acuerdo”, ha declarado Aragonès. “Este país ha superado las limitaciones competenciales mediante el acuerdo”, ha añadido la consejera de Presidencia y portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó (JxCat).