Los trabajadores de El Prat votan ‘sí’ a la huelga indefinida

La falta de igualdad entre hombres y mujeres y los turnos de vacaciones impiden desconvocar los paros

3 min
Los trabajadores de Eulen esperan para entrar a la asamblea convocada por el comité de huelga / EFE
Ignasi Jorro / Nuria Vázquez
13.08.2017 18:19 h.

No ha habido consenso. Los trabajadores de Seguridad del aeropuerto de El Prat se mantienen firmes a su principal amenaza: harán huelga indefinida a partir de este lunes. La asamblea celebrada este domingo y convocada por el comité de huelga de la compañía Eulen ha resultado desfavorable a la oferta de negociación económica que proponía la mediación. Con una participación de 187 trabajadores, 36 han dicho sí a la mediación; 150 que no y un voto ha sido nulo.

Los vigilantes estaban llamados por el comité de huelga durante todo el día de este domingo para votar la propuesta de la conselleria de Trabajo y han votado de 11.00 a 15.00 y de 16.00 a 18.00 horas en el Casal Cívic Delta, en El Prat de Llobregat. En esta ocasión, para evitar confusiones, solo había dos papeletas: sí o no a la resolución del departamento de Dolors Bassa.

Ni paridad, ni vacaciones

La respuesta ha sido no. Se niegan a aceptar un plus de 200 euros y 12 pagas para los trabajadores y no pondrán fin a las movilizaciones en el segundo aeropuerto español. Fuentes de la compañía han explicado a Crónica Global que se han encontrado, en el acta, con dos puntos difíciles de aceptar. El primero, referente a la paridad: que no se contemple la igualdad entre hombres y mujeres en los controles, algo que consideran imprescindible.

El segundo se refiere a las vacaciones de verano. “Se quedó en que irían 50 por turno, pero han puesto 50 por mes, que sería 25 por quincena”. Lo que hace impensable, a su juicio, que todos puedan hacer vacaciones. La idea de los empleados de Eulen era, por lo tanto, votar sí a la mediación y finalizar el conflicto, pero estos dos puntos han decantado la balanza.

A partir de este lunes, por lo tanto, empezará la huelga indefinida para la que la Delegación del Gobierno en Cataluña ha fijado preventivamente unos servicios mínimos del 90%.

Coacciones

El comité de huelga de Eulen ha criticado haber sufrido coacciones para que los vigilantes de seguridad acaben hoy mismo con la protesta y ha advertido que con estas presiones no se logrará que la plantilla cambie su decisión. “Veo que ahora tienen mucha preocupación por tumbar una huelga, que es un derecho constitucional que tenemos”, ha lamentado Purificación Infante, miembro del comité.

Infante ha lanzado un mensaje claro a la Generalitat, al ministro y a todos los políticos que la situación de los trabajadores de Eulen no es nueva y que se tendría que haber solventado hace años. “Aquí la palabra la tienen los trabajadores”, ha espetado.

¿Quiere hacer un comentario?