Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Moncloa cierra la puerta a suspensiones fiscales a empresas  / EP

Portazo de Moncloa a suspender impuestos a empresas: “Necesitamos ingresos”

Nadia Calviño asegura que cada día recibe reclamaciones de “miles de colectivos” y que el sector público no puede reemplazar al conjunto de la economía

5 min

El Gobierno no se plantea medidas en el ámbito fiscal en el marco de la crisis del coronavirus, una reivindicación que las empresas han reiterado desde la declaración del estado de alarma por parte del Ejecutivo. La vicepresidenta y ministra de Economía, Nadia Calviño, ha justificado la postura del Gobierno con el argumento de que el Estado necesita los ingresos provenientes de los impuestos.

“Los gastos no desaparecen”, ha señalado Calviño en una intervención en Onda Cero, en la que ha situado en el centro de estos gastos los sueldos de los sanitarios y los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, precisamente los que más protagonismo están teniendo en los esfuerzos por frenar el avance de la pandemia.

Reducir impuestos para ingresar más

“Estamos haciendo todo lo posible con moratorias, sin intereses, con todo tipo de facilidades a las empresas que lo están pasando mal, pero no podemos abandonar el funcionamiento normal del sector público”, asegura Calviño.

Desde las empresas se ha reclamado al Gobierno una suspensión temporal o incluso una reducción de los impuestos mientras dure el estado de alarma que mantiene paralizada buena parte de la actividad económica en España. Los empresarios sostienen que la medida favorecería también al Estado, ya que con ella se podría evitar la caída de numerosos negocios que, si finalmente tienen que cerrar por culpa de la crisis, dejarían de aportar ingresos al sistema.

No a costear el permiso retribuido

Además, también argumentan que esta circunstancia acarrearía mayores gastos al erario público debido al incremento en las listas del paro que generaría el cierre de las empresas afectadas.

No obstante, el Gobierno cierra la puerta de par en par a cualquier modificación en este sentido y tampoco parece dispuesto a costear el permiso retribuido por la paralización de la actividad durante esta semana y la que viene, conforme a la paralización de las actividades no esenciales que decretó el Ejecutivo el pasado domingo. La vicepresidenta ha asegurado comprender a las empresas pero ha argumentado que el sector público “no puede reemplazar al conjunto de la economía”.   

Miles de reclamaciones

Calviño ha señalado que el Ejecutivo recibe todos los días solicitudes de "miles de colectivos" reclamando medidas para ellos y que ha intentado es actuar de manera razonable. De ahí, ha dicho, que el Consejo de Ministros aprobara este martes un paquete de 50 medidas para "cubrir los huecos que pudieran quedar".

Entre esos huecos destacaba el caso de los autónomos, que habían manifestado su pesadumbre al entender que, hasta ahora, Moncloa no había atendido sus llamadas de auxilio pese a ser uno de los colectivos más penalizados por la actual situación. En Telecinco, Calviño ha asegurado que el Gobierno "ha hecho todo lo posible" para atender las reclamaciones de los trabajadores autónomos, para los que se han arbitrado muchas medidas, como la moratoria de cotizaciones o una prestación extraordinaria por cierre de negocio o disminución significativa de ingresos.

Unas soluciones temporales que no han convencido a los trabajadores por cuenta propia, en pie de guerra por el hecho de que la Seguridad Social procediera a cobrarles las cotizaciones correspondientes a marzo cuando muchos de ellos han tenido que detener su actividad como consecuencia de la declaración del estado de alarma, a mediados de mes. El colectivo considera que las medidas a las que se refiere Calviño han llegado tarde porque la moratoria no solventa sus problemas sino que, simplemente, se limita a retrasarlos unos meses.   

Sin problemas de liquidez

Preguntada por si el Gobierno se plantea pedir un "rescate" a Europa, Calviño ha subrayado que España no está teniendo problemas de liquidez ni financiación en los mercados, "lo que no obsta para que el Ejecutivo siga reclamando a Europa una respuesta para la salida de esta crisis", ha enfatizado.

En este sentido, ha afirmado que ella no renuncia a los eurobonos porque tiene que existir algún sistema de mutualización de la deuda para que esta crisis "se pague entre todos y no cada país por su cuenta".

Destacadas en Business