Menú Buscar
Una ambulancia de TSC en el Hospital de Igualada, en el centro de la zona confinada por Covid-19 / CG

Los Bonomi, dueños de Port Aventura, lanzan un ERTE en su filial de ambulancias

Transport Sanitari de Catalunya (TSC), propiedad de la familia italiana, quiere recortar plantilla en España en plena pandemia del Covid-19

Ignasi Jorro / Gerard Mateo
4 min

Los dueños de Port Aventura World recortan su empresa de ambulancias en plena pandemia del Covid-19. Los Bonomi, propietarios del fondo Investindustrial --dueño del 50,1% del parque temático--, han anunciado un expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) para Transport Sanitari de Catalunya (TSC), una de sus filiales de ambulancias. 

En mitad de la crisis del coronavirus y con el sistema sanitario cerca de su límite, TSC ha decidido presentar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) que afecta a 17 conductores, según han denunciado los sindicatos UGT y CGT. Un portavoz de esta última agrupación, Vicente Macebo, ha alertado de que los Bonomi quieren ajustar las ambulancias en pleno ascenso de casos de contagio de Covid-19 y cuando un rival, Falck, acaba de renunciar a un ajuste similar por la presión de sus empleados y la social.

TSC: "Ha bajado la actividad"

El argumento de TSC es que la suspensión o reducción de actividad por parte de las mutuas y empresas privadas hace necesaria la medida. Sin embargo, el abogado Quim Español, de Col·lectiu Ronda, sostiene que esta medida no está justificada porque "TSC no dejará de cobrar", ya que sus actividades no están suspendidas por el decreto del Gobierno.

"A pesar de que el impacto de la medida es de alcance limitado en relación a la cifra total de componentes de la plantilla, que integran más de 1.700 personas, estamos ante un caso de enorme importancia y trascendencia en un escenario de excepcionalidad sanitaria como el que vivimos actualmente", afirma el letrado.

UGT denuncia más recortes

Al margen de ello, el sindicato UGT ha alertado en las últimas horas de que algunos centros sanitarios están impulsando ERTE para reducir gastos de personal y "aprovecharse de las medidas anunciadas por el Gobierno" para frenar el SARS-CoV-2.

El sindicato asegura que no acepta la actuación de empresas como Ambulancias Falck --que finalmente ha renunciado al ajuste por la presión-- o la clínica Sagrada Família de Barcelona en un "momento en que todos los esfuerzos, públicos y privados, se tienen que poner al servicio de la ciudadanía para frenar esta pandemia".

Propietarios de Port Aventura

Cabe recordar que la familia Bonomi, con una participación del 50,1% en Port Aventura World, controlan Transport Sanitari de Catalunya mediante su empresa Emeru, con sede en Barcelona. En 2017 esta firma se fusionó con ProA Capital (Ambuibérica) para crear Health Transportation Grorup (HTG), el líder del transporte sanitario en España.

Pese a que su socio mayoritario ha planteado un controvertido ERTE para su filial de ambulancias, cabe recordar que el parque temático ha tratado de mostrar estos últimos días su solidaridad con el personal sanitario. Ha donado dos ventiladores para accionar respiradores que traten a pacientes con infecciones respiratorias derivadas del SARS-CoV-2.