Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la terraza de Opium Barcelona / Cedida

Opium alerta de la pérdida de 1.000 empleos con su desalojo en Barcelona

Grupo Costa Este, titular de la discoteca, impugnará judicialmente el protocolo con el CSIC para echarla de primera línea de mar

4 min

Opium ha alertado hoy de que hasta 1.000 empleos están en riesgo por el plan del Ayuntamiento de Barcelona de desalojar la discoteca para entregársela al Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). 

En una nota, el club de restauración y ocio nocturno operador por Grupo Costa Este ha anunciado que impugnará en la justicia el protocolo entre Administración local y centro investigador, pues se trata de una decisión "unilateral y puramente ideológica". 

"Proyecto artificial carente de contenido"

Desde la compañía barcelonesa lamentan que "una parte" del ayuntamiento, en referencia a Barcelona en Comú, pues fue su teniente de alcalde Jordi Martí quien presentó el protocolo, busca "sustituir unos negocios que funcionan por un proyecto artificial carente de contenido que no cuenta en la actualidad con ningún diseño, planificación o presupuesto para su ejecución". 

Por ello, desde Opium indican que el movimiento entre el Frente Marítimo es "una decisión política absurda que solo busca erradicar, sin motivo alguno, una zona de restauración y de ocio que ha venido desarrollando su actividad ininterrumpidamente desde las olimpiadas", en referencia a los Juegos Olímpicos de 1992.

"No hay concentración de ocio nocturno"

En este sentido, en referencia a la zona, desde el operador destacan que el litoral junto al Hotel Arts "se ha convertido en el lugar de referencia del ocio barcelonés y canaliza una gran parte de la demanda de ocio de la ciudad". 

Imagen de Opium, un de los locales que subastará el Ministerio de Hacienda / CG
Imagen de Opium, discoteca que quiere desalojar el ayuntamiento para el CSIC / CG

En relación a ello, desde Costa Este subrayan que "en los últimos meses, han cerrado numerosos locales de ocio, entre otros los del Puerto Olímpico e incluso dos en la misma zona del Front Maritim". Este hecho convence al negocio de que "se desactiva uno de los argumentos esgrimidos por parte del Ayuntamiento respecto a una supuesta concentración excesiva de locales de ocio". 

"No hay quejas vecinales"

En el terreno de los residentes, desde el grupo destacan que "esta zona de restauración y ocio no ha ocasionado molestias vecinales en sus más de tres décadas de actividad y es considerada por la Guardia Urbana como un ejemplo de buena gestión". 

Lo que es más, si Opium --y Shoko y CDLC-- salen de la zona, como pretende el ayuntamiento, "supondría una mayor concentración de clientes en otras zonas ya tensionadas y ubicadas  en zonas residenciales", provocando problemas de convivencia. 

Expansión del CSIC

El comunicado de Opium llega días después de que el Ayuntamiento de Barcelona presentara un protocolo de actuación con el CSIC para ampliar las instalaciones del centro científico en primera línea de mar, donde ahora están la discoteca citada, Shoko y CDLC. Ello sería en dos fases y apoyado por lo técnicos de la Administración Local. 

No obstante, no es la primera vez que el gobierno municipal anuncia el desalojo de las discotecas del Frente Marítimo. Ya lo anunció en 2018 antes de las elecciones municipales, pero fue en vano.