Menú Buscar
José Manuel Lara García-Píriz, consejero delegado del Grupo Planeta y consejero de Banco Sabadell / EFE

La familia Lara destina 76,7 millones a cubrir su participación en Banco Sabadell

Los propietarios del Grupo Planeta amplían capital en una de las empresas con las que controlan las acciones, tras perder el 80% de su valor en una década

Cristina Farrés / Gonzalo Baratech
3 min

Los Lara, dueños del Grupo Planeta, han destinado 76,74 millones de euros a cubrir parte del agujero provocado por su inversión en Banco Sabadell en sus inversiones. Esta es la cantidad que han inyectado para ampliar el capital social de Jaipur Investment, la mercantil con la que llegaron a controlar el 6% de la entidad y que depende a su vez de la gran firma patrimonial de la familia, Inversiones Hemisferio.

El movimiento tiene como objetivo evitar la práctica disolución de la sociedad, que arrojaba en 2015 unos resultados negativos de 264,5 millones por la depreciación de sus activos --las acciones del Sabadell-- en el parqué. Es decir, la compañía entraba en causa de disolución técnica porque cerró el año con un patrimonio negativo de 178,95 millones, según los datos del Registro Mercantil.

Capital base actual

Préstamos participativos de Hemisferio y Planeta Corporación le salvaron de la situación en un primer momento, pero representaban un parche temporal que tarde o temprano tenían que cubrir, indican fuentes conocedoras de la operación.

Algo que se ha conseguido con el refuerzo de los fondos propios. Tras la operación ejecutada después de las vacaciones de verano, el capital base de la compañía se ha elevado hasta los 102,8 millones.

Depreciación de los títulos

Cabe tener en cuenta que José Manuel Lara Bosch, fallecido a finales de enero de 2015, entró en Banco Sabadell en el momento más alto del precio de los títulos. Se intercambiaban en el parqué a 8,1 euros, una cifra que a pesar de la recuperación del último año en bolsa está a años luz del valor actual. Cerraron la sesión de este lunes a 1,64 euros, cifra que implicaba un ligero descenso del 0,42% en la jornada.

El quebranto de los títulos de la entidad presidida por Josep Oliu obligó a que la familia provisionara entre 250 millones y 300 millones al cierre del ejercicio 2015 para hacer frente a la caída en bolsa de los títulos. Los Lara reconocieron a principios del ejercicio en curso que Inversiones Hemisferio había perdido 79,3 millones de valor por la repercusión del descalabro. Dejaron el capital base de esta patrimonial en unos 25 millones. Cifra que superada de lejos en Jairpur.

Con todo, la familia aún contempla los títulos del banco como una inversión interesante. Al menos, el consejero delegado del Grupo Planeta, José Manuel Lara García, que afloró a finales de la semana pasada una participación del 0,003% en la entidad. Adquirió 184.000 acciones valoradas en 300.000 euros a precio de mercado.