Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dispensador de comida para mascotas desarrollado por Kibus / KIBUS

La comida para perros de una startup catalana atrae inversión internacional

Kibus reunió 350.000 euros en su última ronda y ambiciona expandirse a varios continentes

3 min

Kibus, una empresa catalana creada hace dos años, aspira a revolucionar la comida para animales en el mundo entero. “Nuestra idea es escalar, invertir en crecimiento primero en Barcelona; luego, en toda España; y, más adelante, comercializar en otros países”, señala Albert Icart, director y cofundador de la startup.

Los países en el punto de mira son Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, Australia y Japón. Según el emprendedor, en estos dos últimos, los propios distribuidores internacionales se han interesado por el producto, una especie de Nespresso para perros y gatos que inyecta agua en comida deshidratada y prepara lo que Icart describe como "algo parecido al risotto".

Inversores internacionales

Por ahora, el proyecto ya ha recogido una inversión de 350.000 euros en su última ronda de financiación hace dos meses. La principal inyección de capital ha sido de Easo Ventures, pero también han metido dinero varios business angels de los colegios de Economistas e Ingenieros.

La iniciativa también ha captado el interés de inversores en Singapur. “Estuvimos allí en un evento en febrero y les gustó mucho el proyecto”, relata el director. Con los fondos recaudados hasta ahora, la compañía puede afrontar su lanzamiento comercial, pero tiene planeado hacer otra ronda de financiación en unos meses para abordar su expansión internacional.

La startup multiacelerada

Antes de atraer la atención de los inversores, Kibus lo hizo con las aceleradoras de empresas. La organización ha pasado no por uno ni por dos de estos programas, sino hasta por cuatro: Brinc Accelerator, Lanzadera, el IQS Next Tech y Esade Empenta.

Durante estas etapas, la empresa ha recibido asesoramiento técnico y de negocios de profesionales de su sector. En la primera experiencia con Brinc, el programa se desarrolló en Polonia, mientras que con la última, la startup ha podido instalarse en Esade Creapolis y cambió su ubicación en un coworking de Igualada.

Cambio de planes

La pandemia ha retrasado el lanzamiento comercial de las máquinas de Kibus, que esperaba poder empezar las ventas este año. Con el nuevo calendario, la empresa tiene previsto dar el salto al comercio electrónico y a las clínicas veterinarias en marzo o abril de 2021.

El plan consiste en lanzar una preserie de entre 50 y 100 unidades para posteriormente distribuir el primer millar, cuya producción ya se ha iniciado. Más de un centenar de dispositivos han sido reservados en una campaña de financiación popular de venta avanzada con la que la startup logró recaudar otros 23.000 euros más. El apoyo económico del micromecenazgo también ha dado alas a estos emprendedores de Barcelona.  

Destacadas en Business