Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
De izquierda a derecha Natàlia Rios, Eva Vila-Massanas Mar Gaya y Marta Macias durante la mesa redonda sobre la brecha salarial en Juno House / CG

La brecha salarial sigue abierta: Cataluña registra un 20,6% pese a reducirse dos puntos

Juno House y el Observatorio Dona Empresa y Economía reflexionan sobre el techo de cristal, la perspectiva de género y la conciliación familiar

7 min

Juno House y el Observatorio Dona Empresa y Economía (ODEE) de la Cámara de Comercio de Barcelona han celebrado este lunes la mesa redonda ‘Causas y Soluciones: por qué hoy en día es necesario reivindicar la igualdad salarial’ con motivo del Día Internacional de la Igualdad Salarial, que se celebra el próximo domingo 18 de septiembre. 

Natàlia Rios, periodista especializada en Economía en el suplemento Activos de El Periódico, encargada de moderar la jornada, ha expuesto que, según los datos de la ONU, la brecha salarial a nivel mundial entre hombres y mujeres se sitúa en un 23%. “Ser mujer sigue siendo un impedimento a nivel laboral”, ha denunciado. En el caso de España, más del 73% de las personas que trabajan a tiempo parcial porque no encuentran trabajo a jornada completa son mujeres. Esta cifra crece hasta el 95% en los casos en los que esta jornada se debe a la necesidad de compaginarlo con el cuidado de mayores o niños.

El control económico

“La brecha salarial en Cataluña es del 20,6%, aunque se ha reducido dos puntos”, ha expuesto Mar Gaya, fundadora y directora de Igualando y consejera del ODEE, que ha explicado que esta reducción se debe a la subida del salario mínimo interprofesional y no a un descenso real de la desigualdad de género.

“La brecha salarial es el resultado de cómo se trabaja contra los derechos fundamentales de las mujeres”, ha apostillado Marta Macias, directora ejecutiva de COOP4EQUALITY, presidenta de la asociación Forgender Seal y consejera del ODEE. Una de las formas de control sobre las mujeres es el económico, sobre el que se sustenta el sistema patriarcal. “Así las mujeres ven sus decisiones limitadas y dependen económicamente de sus parejas. El control de los recursos es una de las bases de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres”, ha remarcado. 

Faltan directivas

Eva Vila-Massanas, cofundadora y directora de WeEQUAL y cofundadora y consejera de Juno House ha expresado que, desde el punto de vista empresarial, es “necesario e interesante” que existan liderazgos diversos. Aquellas empresas que cuentan con mujeres en su dirección han resultado ser, además, más resilientes, por ejemplo, en la crisis del Covid. 

España se encuentra en el puesto 17 en cuanto a brecha salarial en un estudio que se basa en el análisis de cuatro macroindicadores: la presencia de mujeres en el mundo político, en el de la salud, en la educación y en el ámbito económico, donde la puntuación es la más baja. “Solo ocupamos el 7% de los puestos directivos, por la falta de oportunidades”, ha matizado Eva Vila-Massanas.

La perspectiva de género

Sobre la perspectiva de género, Eva Vila-Massanas ha recordado que se tiene que hacer una revisión transversal en el ámbito laboral. “Si tienes 30 años y optas a un puesto directivo, todo el mundo cree que vas a tener hijos”, ha expresado aludiendo a los prejuicios que todavía existen sobre las mujeres en el ámbito laboral. Asimismo, ha hecho referencia a las non promotional tasks, que en las empresas se suelen encargar a las mujeres, como la organización de las cenas de empresa de navidad u otras tareas que no reportan beneficios profesionales. “Debemos empezar a decir ‘no’”. 

“La perspectiva de género es un acto consciente, si te estás preguntando si estás incorporando la perspectiva de género en tu empresa, la respuesta es no”, ha continuado Mar Gaya. En Cataluña, sólo el 22,8% de cargos directivos están ocupados por mujeres. En el caso de las pymes de menos de 50 trabajadores, hasta el 60% no tiene a ninguna mujer entre su plantilla.

Falta de referencias

Los datos --estancados desde hace siete años-- constatan la falta de presencia femenina en los puestos de dirección, por lo que desde la mesa redonda se ha abogado por legislar para garantizar que las mujeres puedan tener las mismas oportunidades para acceder a cargos de poder que los hombres. 

Eva Vila-Massanas ha expresado que hace años que se vive un problema generalizado: las mujeres no se están formando en profesiones del futuro, relacionadas principalmente con las tecnologías, mientras que optan por profesiones más relacionadas con el cuidado. “¿Por qué? ¿Porque no hay referencias de directivas? ¿Porque la descripción de lugares de trabajo del futuro se hace desde una perspectiva masculina? ¿Porque los procesos tienen un sesgo de género?”, ha reflexionado.

La maternidad, ¿un freno?

Siete de cada 10 mujeres aseguran en España que han sido penalizadas en el trabajo por tener que ocuparse de sus hijos. ¿Es la maternidad un freno? “Si lo es, es la visión más misógina de nuestra sociedad”, ha denunciado Marta Macias. No obstante, es una realidad que las mujeres siguen siendo víctimas de estereotipos que las relacionan con el cuidado y las obligaciones familiares. 

Sobre la conciliación, Marta Macias ha recordado que no debe ser “femenina” sino que se debe hablar de corresponsabilidad. Desde su punto de vista, las empresas deben cambiar el paradigma, teniendo en cuenta las diferencias entre hombres y mujeres pero sin que esta diferencia vaya contra los derechos de las mujeres. “Seguir pensando que tenemos necesidades iguales es un error”, ha expresado.

La importancia de los planes de igualdad

Las participantes han recordado que sin normativa, sin un plan de igualdad, el cambio de paradigma es muy difícil. En Cataluña hay un 20% de empresas que ya tienen un plan de igualdad. No obstante Eva Vila-Massanas ha calificado de “vergonzoso” que estos planes admitan un 25% de diferencia salarial entre hombres y mujeres. No obstante, el plan es el primer paso para cambiar las cosas.