Menú Buscar
Fabricación de un vehículo en la de Nissan de Barcelona / EP

El Govern, sobre Nissan: "La preocupación es máxima"

El consejero de Trabajo, Chakir El Homrani, llama a "no bajar los brazos" ante el posible cierre de las plantas catalanas

4 min

La Generalitat reconoce la preocupación ante el posible cierre de las plantas de Nissan en Cataluña, cuyo futuro se conocerá este jueves: “La preocupación es máxima”.

El consejero de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir El Homrani, admite que el Govern está preocupado por el futuro de los más de 20.000 trabajadores que dependen de la decisión que tome la firma en Japón. Aun así, advierte de que no piensan “bajar los brazos”.

Viabilidad

El Govern insiste en que la empresa les ha asegurado que, cuando saltó en Japón la noticia del cierre de una planta de Barcelona, la decisión “no estaba tomada”. Confía en la posibilidad de que el cierre no se produzca y subraya que “Nissan es viable en Cataluña”.

El republicano recuerda que desde el Ministerio de Industria y la Consejería de Empresa se han planteado planes de viabilidad a la automovilística para demostrarle las posibilidades de futuro de las plantas catalanas. Asimismo, defiende que los trabajadores, ahora en huelga, “se han esforzado muchísimo” para lograr salvar a la empresa.

Sin plan B

El Homrani insiste en “no bajar los brazos”, ni pensar en “planes B, C, D o Z”, porque “es lo peor” que se puede hacer ahora. Admite que más de 20.000 puestos de trabajo están en juego y que no se pueden olvidar las ayudas públicas que ha recibido Nissan para poder mantener su producción en Cataluña.

Asegura que hablar ya sobre el futuro de los empleados de las fábricas catalanas de la compañía cuando “la decisión no está tomada” perjudica a todos.

Colaboración con el Gobierno

Gobierno y Generalitat han reforzado en las últimas semanas los trabajos para salvar las plantas de Nissan en Cataluña, ante la posibilidad de que la empresa decida, definitivamente, trasladar la producción a Francia. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, este martes pedía "tranquilidad" a los trabajadores. Asevera que se les ha propuesto "un nuevo modelo que se desarrolle en España", de naturaleza eléctrica, ya que "el futuro del motor, vinculado a la movilidad sostenible, va a generar muchos, muchos empleos, mucho valor añadido, y queremos que Nissan forme parte de él".

Precisamente, este lunes, el secretario de Estado de Industria y Pyme, Raúl Blanco, advirtió a la compañía de que cerrar su planta en Barcelona le costará más de 1.000 millones de euros frente a los 300 millones que requeriría garantizar su futuro, así como encontrarse con una actitud "nada pacífica" por parte de las administraciones implicadas. Unas palabras que defiende también la consejera de Empresa, Àngels Chacón, quien asegura que “hemos de demostrar que cerrar esta planta es mucho más caro que mantener que sea operativa y hacerla competitiva".