Menú Buscar
Martin Sorrell, el CEO de la multinacional, y la futura sede de WPP Group en Madrid / CG

El gigante mundial WPP traslada su sede española de Barcelona a Madrid

Es el primer caso de una gran multinacional que opta por llevarse su cuartel general de la capital catalana

3 min

Ya tenemos otro caso de emigración de un gran grupo empresarial desde Barcelona a Madrid. En esta ocasión se trata del consorcio británico WPP, un coloso mundial especializado en publicidad, comunicación, relaciones públicas y estudios de mercado.

Su cabecera o compañía matriz para España, titulada WPP Holdings Spain, acaba de mover su sede social desde la calle Bolivia de Barcelona al paseo de la Castellana, en Madrid. Desde que esta compañía de cartera se constituyó en enero de 1976, siempre había mantenido el cuartel general en la Ciudad Condal.

Conglomerado empresarial

Se trata de un titán del ramo publicitario. Según las últimas cifras del sector, lidera el mercado nacional de la publicidad mano a mano con Omnicom Publicis. Es un enorme conglomerado empresarial que abarca cerca de cuarenta compañías en España.

Entre ellas figura el subgrupo Ogilvy, que incluye las firmas Ogilvy Action, Neo Ogilvy y Ogilvy & Mather Publicidad, esta última constituida a medias con el publicitario barcelonés Lluís Bassat, hoy retirado. Otra filial, Ogilvy Public Relations, tiene de accionista minoritario a CVC Grupo Consejeros, compañía que perteneció al controvertido empresario Carles Vilarrubí Carrió.

El subgrupo también comprende JWT Delvico (ex J. Walter Thompson), Millward Brown, Midshare Spain y Segarra Cuesta Puig Fernández de Castro. Asimismo, forma parte del conglomerado una entidad que a su vez es cabecera de otro gran consorcio, Taylor Nelson Sofres, cuyas filiales ibéricas son líderes en estudios de mercado, análisis sectoriales y encuestas.

Por último, WPP incluye las firmas Tempus Media Holding Spain, Wunderman, Vinizius Young Rubicam y Burson Masteller.

La matriz del entramado, WPP Holdings Spain, está presidida y dirigida por Vicente Grau Castelló. Este diario trató de ponerse ayer en contacto con Grau, pero declinó hacer declaraciones.

Unos 1.300 millones

En 2014 la facturación de la holding ascendió a 11 millones de euros, con un beneficio de 17 millones y unos activos de 250 millones. El conjunto de sus subsidiarias arrojó el mismo año 1.300 millones de giro agregado, casi 45 millones de beneficio, 550 millones en activos y 90 millones de recursos propios. La plantilla conjunta abarca 3.200 personas.

Este vasto imperio publicitario se administrará a partir de ahora desde la capital del Reino. El grupo compró el año pasado la antigua sede de Telefónica en la calle Ríos Rosas, de Madrid. Está previsto que en agosto de 2018 se produzca la concentración en este edificio de las 40 compañías que integra en España y unas 2.500 personas de su plantilla.

La compañía, una de las mayores del mundo en su especialidad, cotiza en Londres y en Wall Street, tiene en nómina a 162.000 personas que trabajan en unas 3.000 oficinas repartidas por 110 países.