Menú Buscar
Imagen de uno de los helipuertos privados de Cataluña, el del hotel de lujo Mas Passamener, situado en la provincia de Tarragona / CG

La Generalitat da luz verde a dos nuevos helipuertos privados en Cataluña

Concluye que el hotel de lujo del Castillo de Sant Julià de Ramis, la nueva casa de Jordi Cruz, puede contar con la pista privada y pide más información a un enclave en Lloret de Mar

4 min

El Gobierno catalán ha dado un impulso este verano a la construcción de dos nuevos helipuertos privados en Cataluña. El Departamento de Territorio y Sostenibilidad, liderado por Damià Calvet, ha completado la tramitación sobre los informes del impacto ambiental para habilitar una pista de despegue y aterrizaje en el Castillo de Sant Julià de Ramis (Girona), un hotel de lujo que es la nueva casa del chef Jordi Cruz.

También ha hecho lo propio con otra infraestructura que se quiere habilitar en una propiedad privada de Lloret de Mar (Girona).

Tardanza en la tramitación

Fuentes implicadas en el proyecto destacan que esta tramitación urbanística se ha prolongado más de un año. Lutecaf, la firma liderada por Rafael Carbonell que ha sufragado la transformación del espacio turístico gerundense, inició la tramitación en febrero de 2017. El particular que promueve la segunda pista hizo lo propio en abril del mismo año.  

Ambas iniciativas chocaron en la segunda mitad del ejercicio pasado con el impulso que se dio al proceso independentista, que llevó al fin de la legislatura tras la proclamación simbólica de la república catalana. El inicio del nuevo mandato se demoró por la tardanza en elegir a un candidato y en conformar el nuevo Gobierno catalán. Ha sido el equipo de Quim Torra el que ha completado la tramitación urbanística.

Hotel inaugurado

Para el complejo turístico de Sant Julià de Ramis ha significado que el hotel y el nuevo espacio gastronómico de la Fortaleza, el nombre comercial que se ha dado al lugar, haya abierto las puertas sin los trámites completados en el helipuerto que se había proyectado. Una propuesta para recibir a huéspedes y comensales de gran lujo.  

Lutecaf podrá hacer lo propio sin mayores demoras. Tal y como ha publicitado el departamento de la Generalitat, los expertos del Govern que han participado en la evaluación ambiental de la infraestructura concluyen que el proyecto no se debe someter a más procesos para acreditar su correcto funcionamiento, sólo deberá completar la parte burocrática. Certifican que la construcción actual no tendrá efectos significativos en el medio ambiente tras su puesta en marcha.

Estudio ambiental en Lloret

El particular que promueve el nuevo helipuerto en Lloret de Mar deberá presentar más documentación para poder construir la infraestructura que, en un momento álgido de actividad, recibirá cuatro aeronaves diarias. Los responsables de Territorio concluyen que las proyecciones sobre la contaminación acústica de la infraestructura y los problemas de inundaciones que podría tener, ya que está próxima a una riera, deben ser más precisas.

Además, afirma que debe “ampliar la información” sobre la zona libre de vegetación que necesitarán las aeronaves. La nueva pista se podrá construir, indican los mismos interlocutores, pero tras completar la tramitación ambiental ordinaria.

Cataluña cuenta en estos momentos con una decena de helipuertos privados en activo. Entre ellas, las pistas del outlet de tiendas de La Roca Villaje o en los hoteles Juan Carlos I de Barcelona o el Mas Passamener de La Selva del Camp (Tarragona).