Menú Buscar
Sede de la Fundación Caixa en la plaza Weyler de Palma

La Fundación Bancaria La Caixa hace oficial su traslado a Mallorca

La entidad anunció su marcha a Baleares el pasado mes de octubre, pero la mudanza no se inscribió hasta el 29 de junio

09.07.2018 11:23 h.
6 min

Este lunes 9 de julio, la Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona aparece en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) para hacer oficial el traslado de su domicilio social a Palma (Mallorca). Dicha institución posee el 100% de Criteria Caixa, que a su vez controla el 40% de Caixabank. La Fundación anunció oficialmente el movimiento el pasado 7 de octubre, una semana después del referéndum del 1-O.

En un comunicado público, declaró que su éxodo se producía “mientras se mantenga la actual situación en Cataluña” y su finalidad consistía en “preservar los intereses empresariales y sociales, así como su operativa normal”. El cambio de sede también implicó a Criteria Caixa, sociedad de la que es único accionista y que gestiona el patrimonio de la entidad. La inscripción en el Registro de Palma se efectuó el pasado 29 de junio y hoy aparece en el Borme. La nueva sede de la Fundación radica en la plaza Weyler nº 3 de Palma.

520 millones de presupuesto

La Fundación La Caixa es, con sus 520 millones de presupuesto anual, la mayor de España y una de las más destacadas del mundo. El año pasado desarrolló 50.000 iniciativas que implicaron a 11 millones de personas. Entre todas ellas destaca su obra social, que otorgó ayudas a 264.000 personas que estaban en riesgo de vulnerabilidad o padecían algún tipo de minusvalía o enfermedad. Este tipo de programas, de los que su presidente Isidro Fainé se siente más orgulloso, contribuyen a luchar contra la pobreza infantil, proporcionan viviendas temporales y ayudan a la inserción sociolaboral.

El 59% del presupuesto se destina al desarrollo de programas sociales y asistenciales; el 23% a la promoción de la cultura y la educación; y el 18% a la investigación y la formación de excelencia.

La Fundación y Criteria se han exiliado a Palma, aunque el traspaso de esta última todavía no ha aparecido en el Borme. La filial bancaria Caixabank ha huido a Valencia. Las tres se vienen a sumar a las más de 6.000 compañías catalanas que se han esfumado de esta comunidad en los últimos cuatro años, desde que Artur Mas inició el proceso independentista.

Carrusel de versiones discrepantes

A raíz de desencadenarse las primeras deslocalizaciones, los miembros del Govern se llenaron la boca asegurando que en ningún caso se llegaría a producir una fuga en masa de empresas. Luego, cuando la diáspora ya era un hecho, restaron importancia al éxodo. Arguyeron que los edificios, instalaciones y operarios continuaban en Cataluña. Más tarde agregaron que las firmas fugitivas volverían a sus viejos lares.

En una nueva cabriola, al constatarse el inmenso daño que semejante estampada iba a ocasionar a Cataluña, le cargaron la culpa a los "porrazos” y los “800 heridos” causados por la policía el 1 de octubre y a otras consecuencias del “artículo 155”. Ahora mismo, en otro viraje estupefaciente, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, anuncia que va a abordar una ronda de contactos con los empresarios emigrados para pedirles que regresen.

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Francisco Riberas, declara este lunes en El Mundo que los cambios estructurales de llevarse la sede son muy difícilmente reversibles. “No hay ninguna razón para que las empresas vuelvan a llevar la sede a Cataluña –agrega–. Los empresarios que ya han hecho el cambio necesitan un factor para volver. En la Generalitat tendrán que reflexionar”.

Más fugas

Además de la Fundación Bancaria Caixa d’Estalvis i Pensions de Barcelona, hoy aparecen en el Borme otras siete compañías escapadas. Son las siguientes:

Bliter, especialista en campañas publicitarias. Se traslada de la calle Nicaragua de Barcelona a Pintor Rosales nº 16, de Madrid.

Fedalan Vicris, dedicada a la administración de participaciones en otras compañías. Tiene de presidenta a Cristina Pereira Pardellas. La entidad vuela de Barcelona a Covelo, municipio de Pontevedra de 2.530 habitantes.

Hardwolf, comercial de productos textiles. Cambia la calle Roger de Llúria de Barcelona por Almería, calle Granada nº 28. Emilio Soler Borja es el administrador.

Investigación y Control (Invescontrol), diseñadora y fabricante de sistemas de control para la industria del embalaje, destinados a los sectores farmacéutico, cosmético y de alimentación. Abre sede en la calle Villa de Bilbao nº 10, de Paterna (Valencia). La anterior, sita en Sant Joan Despí, se mantiene como dirección comercial.

Dioce Converse y Promocions Pedraforca 2007, dedicadas al negocio inmobiliario. Abandonan la calle Mas Duran de Barcelona y se refugian en Sagunto (Valencia), calle Murillo nº 1. Administrador, David Fernández Salmoral.

Two Ball Cane, gestora de locales de ocio y restauración. Cambia la avenida Meridiana de Barcelona por Plaza Nueva nº 13, de Sevilla.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información