Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Las primeras autoridades catalanas, con el trofeo de la Copa América, que Barcelona acogerá en 2024 / CG

La Copa América tratará de "igualar los Juegos del 92" en Barcelona

El Team New Zealand, organizador, proclama la Ciudad Condal "capital mundial de la vela" hasta que la regata zarpe en 2024

5 min

Los organizadores de la 37 edición de la Copa América de vela de 2024, que se celebrará en Barcelona como avanzó este medio en exclusiva, se han comprometido a trabajar para que la regata pueda llegar a tener la magnitud de los Juegos Olímpicos de 1992. El capitán del Team New Zealand, ganador de la última edición y organizador de la próxima, ha aprovechado la presentación del evento para proclamar la Ciudad Condal "capital mundial de la vela". 

Lo ha dicho el propio Grant Dalton, jefe de la escuadra vencedora neozelandesa, quien ha avanzado durante la presentación del evento que la Copa América de 2024 en Barcelona incorporará competiciones específicas para mujeres, jóvenes y "tratará de tener el menor impacto" en el medio ambiente incorporando la tecnología del hidrógeno verde. 

"Será recordada"

Dalton ha agregado a renglón seguido que el evento a celebrar en dos años "se recordará". De hecho, el también regatista se ha puesto deberes. "Será nuestra responsabilidad tratar de emular los Juegos de 92, que todo el mundo recuerda", ha dicho. Ello será posible "gracias al avance que hará la regata" en su 37 edición. 

A este respecto, el también directivo ha recordado que la capital catalana "es capital mundial de las artes, ahora lo será también de la navegación". Dalton ha subrayado también que la copa "se ha celebrado fuera del país [del equipo ganador] solo en cuatro ocasiones en 170 años, por lo que se trata de una oportunidad única". 

Aragonès: "14 semanas de impacto"

Por su parte, el presidente catalán, Pere Aragonès, se ha congratulado por la llegada de la competición deportiva a la Ciudad Condal y ha recordado que tendrá un elevado impacto ecónomico y mediático. "Serán 14 semanas de regata, pero también habrá trabajos previos y entrenamientos y se tendrán que montar bases técnicas de los equipos", ha recordado el jefe del Ejecutivo regional. 

El republicano ha emplazado a los presentes a "hacer que la 37 edición de la Copa América sea la mejor de la historia". Ello ocurra o no, Aragonès ha asegurado que la liza "está alineada con los valores de las administraciones presentes", pues el trofeo tendrá un fuerte acento en sostenibilidad y se abrirá --por primera vez--- a las mujeres y a los jóvenes, que tendrá regata propia. 

Puerto de Barcelona: cinco sedes

Por su parte, el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Damià Calvet, ha precisado que la Copa América Barcelona 2024 tendrá cinco sedes, una para equipo, que estarán en Marina Barcelona 92, el Náutic Center, la terminal de Grimaldi en la dársena comercial y una zona llamada Cinesa-Imax, en la que se montará la base de operaciones del Team New Zealand, organizador, con la ayuda de un anexo. 

Esa ocupación del espacio portuario durante meses tendrá un impacto económico evidente, pues cada uno de los cinco equipos cuenta con al menos 200 personas entre regatistas y personal de apoyo. Pero también habrá una derivada, pues esa actividad frenética frenará el derribo del antiguo Cine Imax en el Puerto. El proyecto de reconversión del espacio en una sede del Liceu junto al mar se parará, pero su calendario final no se verá afectado, ha apostillado Calvet

Por delante de Málaga, Cork y Yeddah

Las felicitaciones y los nuevos datos de la Copa se han conocido en una jornada en la que se ha presentado oficialmente la 37 edición, que se celebrará en la capital catalana, destino que ha batido a Málaga, Cork (Irlanda) y Yeddah (Arabia Saudí) como aspirante a acoger el evento. Preguntado por este medio, Grant Dalton ha destacado que el equipo neozelandés ha elegido Barcelona por sus infraestructuras, "sobre todo la reconversión de la zona portuaria tras los Juegos de 1992". 

No obstante, Dalton ha agregado que la decisión final la ha tomado el "sentimiento", pues la segunda mayor ciudad española ha "irradiado un calor de bienvenida" que el equipo regatista ha notado. Ha sido, ha dicho, el factor decisivo.