Menú Buscar
Electro Almacén del grupo Electro-Stocks / EP

Electro Stocks entra en beneficios diez años después

El fondo Apax compró la empresa en 2007 por 360 millones y desde entonces ha encajado unas pérdidas de 145 millones

12.10.2018 00:00 h.
4 min

La compañía catalana Electro Stocks ha logrado, por fin, sus primeros números negros en una década. La firma distribuye aparellaje eléctrico, de automatización, de climatización y de fontanería para profesionales, por medio de una red de almacenes.

La suma obtenida, 959.000 euros de ganancia consolidada en 2017, no es para tirar cohetes, pero al menos significa el abandono de la senda deficitaria que arrastraba desde hace diez años. En el ejercicio anterior sufrió un mayúsculo quebranto de 13,3 millones.

Crece el giro

Un factor determinante ha sido el fuerte tirón de las ventas, que suben un 14% y alcanzan los 237 millones. La cifra de negocio viene progresando desde 2014, al compás de la recuperación del mercado inmobiliario.

Aún así, todavía está muy lejos de los más de 300 millones que alcanzaba cuando el fondo británico Apax Partners desembarcó en su accionariado. El año pasado también creció la plantilla, de 793 a 865 personas. El fondo anglosajón entró en la compañía en 2007, previo desembolso de 360 millones en efectivo metálico a las familias Balanyá y López, encabezadas por Juan Balanyá Martí y Manuel López Rodríguez.

Cifras récord

En aquel momento Electro Stocks era un bocado apetitoso. Gestionaba una red de 76 almacenes de material eléctrico repartidos por toda la geografía peninsular. 

Prestaba sus servicios a una clientela muy ramificada, compuesta por millares de instaladores de toda España. De este modo, constituía un nexo eficaz entre los mayores fabricantes del ramo y los profesionales más cercanos al usuario final. Además, aquel año acababa de culminar el ejercicio más esplendoroso de su historia, con una facturación de 317 millones y unos beneficios de 28 millones.

El precedente de Panrico

El fondo tomó las riendas del grupo y reestructuró el entramado societario, compuesto por 81 compañías. Lo cierto es que el momento elegido para la compra no pudo ser más inoportuno. España estaba a punto de entrar en la crisis más desvastadora que se recuerda.

El mercado inmobiliario y la construcción se desplomaron y arrastraron a Electro Stocks. Este desastre recuerda a otro fiasco similar que el mismo fondo experimentó con la firma catalana Panrico, fabricante de Donut. La adquirió en 2005 por 775 millones y tiempo después hubo de regalarla a los bancos acreedores.

Red comercial

Por fortuna, Electro Stocks no correrá la misma suerte que Panrico. Hoy está completamente saneada. Carece de deudas bancarias, las ventas tiran al alza y la cuenta de resultados vuelve a arrojar utilidades. Su cupo de mercado se sitúa en el 11%. La red consta de 66 establecimientos. En definitiva, la compañía se encuentra en un momento propicio para que Apax suelte el petardazo y la venda al mejor postor.

El grupo es titular de tres marcas principales: Electro Stocks, muy fuerte en el mercado catalán, con 23 tiendas en esta región; Kilovatio, con cinco puntos de venta en Galicia; y Candía Eléctrica, que actúa en los municipios madrileños de Getafe, San Fernando de Henares y Alcalá de Henares.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información