Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los operarios reparan los destrozos de la tienda de Versace en Paseo de Gracia / EFE

Los comercios cifran en 750.000 euros los daños causados por los disturbios

Los establecimientos del Paseo de Gracia achacan los saqueos y actos vandálicos a “la irresponsabilidad de algunos grupos políticos”

2 min

Los comerciantes y restauradores del Paseo de Gracia  han cifrado en 750.000 euros el coste de los destrozos causados en los establecimientos por los manifestantes violentos en la quinta noche de protestas en Barcelona. El sector expresa “consternación” ante unos saqueos, actos vandálicos y ataques a tiendas y locales que consideran una consecuencia directa de “una gravísima irresponsabilidad política”.

En un comunicado, Luis Sans, presidente de la Asociación del Paseo de Gracia, ha atribuído este domingo la escalada de violencia a “la irresponsabilidad y la pasividad de algunos grupos políticos”. Los negocios de la zona se sienten desamparados ya que “el Govern aún no ha condenado con rotundidad estos hechos”.

“Enorme preocupación”

Los comerciantes, restauradores, hoteleros y organizaciones culturales afectados han manifestado una “enorme preocupación”, además de una “profunda tristeza”, al ver que “se ha dejado actuar a las hordas” causantes de los destrozos.

Ante esta situación, la entidad ve con indignación como ciertas formaciones “no han asumido su responsabilidad al no condenar la violencia desde el primer minuto”. Un reproche que hace extensivo no solo a las formaciones que integran el Govern, sino también a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau: “No condenó los actos violentos hasta el viernes”.

75 negocios afectados

Según la asociación, solo el sábado por la noche se vandalizaron más de 75 establecimientos, y eso si se cuentan solamente los de la llamada Milla de Oro. 60 de ellos eran comercios, de los que 12 fueron, aseguran, víctimas de pillajes.

Según este balance, los violentos rompieron más de 100 cristales de escaparates. El interior de algunos de estos locales ha quedado “devastado”, aunque más allá de las pérdidas económicas, la organización lamenta el daño que ha sufrido la imagen de Barcelona como ciudad acogedora y pacífica.

Destacadas en Business