Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una comerciante con mascarilla en Barcelona / EP

El comercio se opone al SDDR "por incompatible" con su modelo de distribución

La Confederación Española alerta de que el sistema de retorno y devolución de envases choca con los pequeños negocios y tiene "un discutible impacto"

5 min

Nuevo no del comercio al sistema de depósito, devolución y retorno (SDDR) de envases de plástico. La Confederación Española del ramo (CEC) alertó ayer de que este circuito de reaprovechamiento es "incompatible con su modelo de distribución". Lo que es más, la organización más representativa del sector advirtió del "discutible impacto" del sistema, en referencia a los índices de reciclaje

Lo dijo el presidente de la CEC, Pedro Campo, en su comparecencia en la Mesa de la Comisión de Industria, Comercio y Turismo del Congreso, donde desgranó el impacto económico de la pandemia del coronavirus sobre la pequeña distribución. En su alocución, el directivo hizo hincapié en los diversos costes que han tenido que soportar los negocios pese a las restricciones gubernativas a la movilidad y actividad económica. Uno de ellos es el medioambiental, marco en el que se sitúa el SDDR. 

"Incompatible con nuestro modelo"

A este respecto, Campo fue muy claro. Reiteró el "total compromiso del sector con la sostenibilidad", aunque reclamó a las Administraciones públicas que pergeñen "iniciativas eficientes y eficaces". Recordó el alto cargo que los sistemas de recuperación tienen un "alto coste" para los tenderos

En línea con ello, el máximo directivo de la CEC criticó el SDDR, propuesta de algunos círculos y de un lobi impulsado por la multinacional Tomra, fabricante de las máquinas de recuperación necesarias para que el circuito funcione. Este sistema sería dañino para los establecimientos comerciales "por su incompatibilidad con el modelo de distribución comercial, especialmente el del pequeño comercio". En referencia a los resultados, Campo avanzó "su discutible impacto en términos de mejora de las tasas de reciclado". 

Coste para los pequeños empresarios

El aldabonazo de alerta de la Confederación Española de Comercio llega después de que organizaciones representativas autonómicas señalaran lo lesivo que sería para sus intereses la implantación de este sistema de reciclaje, como explicó este medio.

Los argumentos de los pequeños negocios pivotan sobre la pérdida de espacio en los puntos de venta por la colocación de las máquinas, el hecho de que el peso del circuito de recuperación recaiga sobre este sector, muy dañado por la contracción económica, el riesgo de desertización comercial por la colocación de apararos de devolución de Tomra en centros comerciales y las incógnitas que plantea el SDDR para, por ejemplo, las personas dependientes. 

Un lobi y dudas

Tengan o no razón, lo cierto es que el sistema SDDR, una de las opciones que están sobre la mesa de las Administraciones públicas para recuperar los envases de plástico, está arropado por un lobi sostenido por una red de asociaciones ecologistas. Como avanzó Crónica Global, grupo de presión y ambientalistas se mezclan en algunas iniciativas de apoyo al circuito, llegando a implicar financiación pública. La última entidad verde en sumarse al SDDR, y hacer campaña intensiva con ello, es Greenpeace

La decana en la defensa del medio ambiente se ha sumado a la estrategia de presión para tratar de implementar el sistema de depósito y devolución en España pese a los indicios de irregularidades que han aflorado en algunas pruebas piloto en nuestro país. Greenpeace ha llegado a cuestionar las cifras del sistema actual de reciclaje de residuos, aunque sin aportar pruebas concluyentes. Lo factual, por ahora, es que el testeo del SDDR en España ha vivido momento polémicos, como una prueba en Pamplona por San Fermín cuyos resultados fueron amañados

Destacadas en Business