Menú Buscar
Imagen de una estación del Bicing en Barcelona, que gestionará Cespa a partir del 1 de enero de 2019 / CG

Clear Channel se aferra al Bicing de Barcelona

La multinacional estadounidense torpedea el traspaso del servicio de bicicleta urbana de la ciudad a Cespa, filial de Ferrovial

27.06.2018 00:00 h.
4 min

Clear Channel está complicando al Ayuntamiento de Barcelona, que comanda Ada Colau, el Bicing 2.0 de la ciudad. La multinacional se aferra a la concesión del servicio y está obstaculizando el traspaso de la misma a Cespa, filial de Ferrovial. Lo ha hecho mediante un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) impugnando el macroconcurso municipal, cuyo presupuesto llegaba a los 227 millones de euros a 10 años.

Según ha trascendido esta semana en los diarios oficiales y ha confirmado la empresa, Clear Channel ha llevado la licitación a la instancia judicial después de que el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) rechazara su recurso ante el fiscalizador de adjudicaciones. Por su parte, Ferrovial ha admitido que ha recibido la "notificación" del recurso de la multinacional estadounidense. Ha agregado que lo estaban estudiando sus servicios jurídicos, pero ha recordado que el Ayuntamiento de Barcelona, primero, y el Tribunal de Contratos, después, confirmaron la concesión de la contrata a Cespa.

"No ha empezado la transición"

Fuentes cercanas al proceso han recordado la "mala gestión laboral" de Clear Channel, que provocó protestas laborales e incluso una huelga. "Dos ejemplos. Obligaba a los empleados a aparcar un gran camión de doce metros sobre la acera para los 15 minutos de pausa para el desayuno. O racaneó el plus de calidad de 30 euros por empleado, un extra que pagaba Barcelona de Serveis Municipals (B:SM), pero que era responsabilidad de la empresa subcontratada: Movement", han agregado.

Ahora, y con el concurso ya adjudicado, Clear Channel no sólo ha acudido al TSJC en su lícito derecho, sino que se ha descolgado de las reuniones de coordinación entre las dos empresas --la actual concesionaria, que ha tenido el servicio durante diez años, y Cespa-- para preparar el nuevo Bicing. "A estas alturas, a los aproximadamente 200 trabajadores del servicio no les consta que haya interlocución alguna entre las dos firmas. Y el contrato establece un periodo de coexistencia entre ambas para sustituir las estaciones y las bicicletas", han abundado las mismas fuentes.

Ayuntamiento: "Arrancará en 2019"

Preguntada por la cuestión, una portavoz municipal ha indicado que no podía aportar información sobre el recurso judicial interpuesto por Clear Channel porque aún se desconoce el contenido exacto del mismo. No obstante, sí ha recordado que el ejecutivo local ha mantenido que el nuevo Bicing empezará a operar "a lo largo del año 2019". La misma representante ha señalado que cree que las empresas están haciendo "todo lo posible" para cumplir ese plazo.

Cabe recordar que el Bicing 2.0 de Barcelona incorporará estaciones renovadas e inteligentes. Los vehículos serán mucho más ligeros y estilizados, tendrán dos frenos, delantero y trasero, estarán equipados con luces LED y alcanzarán los 25 kilómetros por hora. Cespa se hizo con el contrato a diez años con una oferta baja temeraria que justificó ante el Ayuntamiento de Barcelona. Pese al recurso inicial de Clear Channel, la filial de Ferrovial retuvo la primera posición en la licitación. Ahora, la pelea continúa en el TSJC y por medios menos convencionales.